3 situaciones en las que vale la pena pedir un préstamo inmediato

Enviado el Lun, 04/04/2016 - 11:47
Si nunca sabe cuándo es conveniente solicitar este tipo de financiamiento, le presentamos tres ocasiones en las que vale la pena hacerlo.
 3 situaciones en las que vale la pena pedir un préstamo inmediato

Los préstamos inmediatos tienen ese nombre porque para obtenerlos no es necesario presentar tantos papeles ni requisitos, además de que no interesa mucho su estado financiero. Por este motivo, las tasas de interés suelen ser más altas que las de los bancos, lo que hace que muchos duden cuando se trata de solicitarlos.

No siempre es conveniente solicitar un microcrédito o préstamo inmediato, pero estas son tres ocasiones en las que sí vale la pena:

1. Ante una emergencia:
Los accidentes nunca son planeados y si algo llegara a pasarle a usted o a su familia, pagar los gastos en el acto será necesario. Lo conveniente de los préstamos inmediatos es que se otorgan el mismo día de solicitarlos, incluso después de algunas horas, por lo que será conveniente cuando realizar el pago del hospital, medicamentos, entre otros, es urgente.

2. Cuando el banco le negó el financiamiento:
Si hay un gasto o compra importante que afrontar y de plano el banco ya le dijo que no le dará el préstamo por su historial crediticio, es hora de intentar con un microcrédito. Las tasas son más altas pero el tiempo de devolución es menor, por lo que si planifica bien sus finanzas, eso no terminará afectándole. Es una buena opción para las personas que han tenido deudas y que no pueden acceder a los bancos; además, los préstamos inmediatos se obtienen con microfinancieras formales, en lugar de recurrir a prestamistas que podrían engañarle.

3. Cuando el dinero está por llegar:
Si se presenta una oferta insuperable pero el dinero que debe recibir aún no ha llegado, puede aprovechar esta compra con un préstamo inmediato, siempre y cuando esté seguro de la fecha en la que recibirá el dinero, pues el plazo para devolver este dinero es mínimo y va entre días a un par de semanas.

No se confunda, aun entre las microfinancieras hay diferencias de tasas y de plazos para pagar, por lo que antes de solicitar un crédito, le conviene comparar sus opciones. Si se encuentra en alguna de estas situaciones, el préstamo inmediato podría sacarlo del apuro.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.