4 cosas sobre un crédito hipotecario que nadie te va a contar

Enviado por Equipo Comparabien el Sáb, 04/05/2019 - 16:48
Hay verdades lindas y otras no tanto, pero conocerlas te permitirá tomar las decisiones adecuadas al solicitar un crédito hipotecario.

Si estás a punto de solicitar un crédito de vivienda para dar el gran salto de la casa o apartamento propio, debes tener en cuenta que no todo es color de rosa. ¡Pero todo lo bueno requiere esfuerzo! Y al final, te convertirás en el feliz propietario de un inmueble y aumentarás tu patrimonio.

A continuación, te contamos algunos secretos que no todos se atreverían admitir cuando se trata de los créditos de vivienda. Presta atención y ojo al piojo.

1. Un plazo muy largo termina por agotarte
Si bien los plazos largos son atractivos para las familias que buscan una vivienda propia, no siempre son los más convenientes. Y es que tener la misma deuda por 25 años, es decir, más de dos décadas, llega a frustrarte y agotarte. Lo ideal es escoger una vivienda que esté dentro de tu alcance y que pueda ser pagada en un tiempo menor al máximo.

2. Un seguro de desempleo trae paz mental
Si piensas que un seguro de desempleo es un desperdicio, recuerda que en un plazo tan largo las cosas pueden cambiar en un abrir y cerrar de ojos y sin que te lo esperes. Lo mejor que puedes hacer es estar preparado y con un seguro de desempleo, lo lograrás. Esto te dará paz y evitará que estés estresado pensando en cómo pagarás tu hipoteca si algo llegara a salir mal en tu trabajo. Muchas entidades financieras son las que ofrecen este seguro, incluyéndolo en la cuota mensual.

3. Para mantenerte al día es necesario hacer un esfuerzo
No todo será color de rosa al pagar una hipoteca. Algunas veces tendrás que renunciar a ciertos gustos para continuar al día en tus pagos, pero la recompensa será un historial sólido y la oportunidad de negociar mejores términos con tu banco en caso de afrontar dificultades.

4. Los pagos anticipados son la mejor elección
Si tienes la posibilidad de realizar pagos anticipados, ¡hazlo! Ya que permiten reducir el monto restante del crédito, ahorrándote el dinero de los intereses. Pero ¿de dónde sacar el efectivo? Cuando recibas el aguinaldo o si te haces acreedor a un bono, reducir tu hipoteca es una de las mejores decisiones.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios