Arranca tu negocio con mucha sabiduría

Enviado el Mié, 23/07/2014 - 12:30
Conoce uno de los errores que usualmente se comete al emprender un negocio.
Arranca tu negocio con mucha sabiduría

Hace mucho tiempo, estaba leyendo un anuncio que tenía el secreto para saber cómo conseguir más dinero y tener éxito como asesor financiero en una de las revistas más prestigiosas de la industria. Tenía casi tres años en el negocio pero con un hambre de éxito por ganar dinero. No hay mejor motivación que la desesperación, así que ordene ese “sistema”. Básicamente el plan era ayudar a los padres que tenían hijos en el último año de la prepa con el deseo de pagar por su educación universitaria.

Por una mínima cantidad de $1,000, más los altísimos gastos de envío, compre el programa que iba a solucionar mi problema del hambre en el estómago. Me emocione tanto que puse anuncios en diferentes periódicos y revistas. Y como tonto casi contrato a una secretaria para que me ayudara con todo el “volumen de personas” que iban a llegar a mi oficina. Logre calmar mis emociones de éxito-inmediato y decidí comprar una súper contestadora, carísima, para ayudarme con todo el volumen de llamadas que iba a entrar. Seguí las instrucciones al pie de la letra y puse los anuncios en el periódico y revistas. Estaba listo para finalmente vivir el éxito. Llegue al día siguiente y no había llamadas. Le pregunte al gerente de oficina si había problemas con los teléfonos, él me aseguró que mi teléfono estaba funcionando. Esperé, esperé y esperé. En esos tiempos yo no conocía de estos principios y me costó miles de dólares que entraron en la tarjeta de crédito porque no tenía el dinero. Después de todo este rollo, lo único que quedo fue un terrible dolor de cabeza y el pago de la deuda. Así que esa idea que me hizo sentir maripositas en el estómago se convirtió en la indigestión de los tacos de la noche anterior.

Es fácil arriesgar dinero prestado. El dinero prestado te empuja a tomar acción en proyectos del cual no conoces o no estás preparado. El dinero prestado magnifica el tamaño de los errores. No se necesita una maestría para tomar decisiones sabias cuando utilizamos dinero verdadero que nos costó acumular. Olvídate de arrancar con esa tarjeta de crédito. Empieza en seis o 12 meses con un buen plan de negocios por escrito y con la sabiduría del efectivo.
--------------------
Sigue a Andrés en su website y en Twitter @elshowdeandres

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.