Cómo empezar de cero a ser un buen ahorrador (¡y alcanzar tus metas!)

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 23/08/2019 - 10:20
¡Los primeros pasos para que tu ahorro empiece a crecer están aquí! No tiene por qué ser complicado, basta con aplicar los consejos y empezarás a ver resultados.

Para los jóvenes ahorrar puede resultar difícil al principio, pero una vez que el hábito se construye, empezará a fluir todo con naturaleza. Una vez que empiezas a crecer, tus papás o abuelos ya no son los responsables de darte dinero para cubrir tus gastos. Y para lograr que la quincena te alcance y a la vez puedas darte algunos gustitos, será necesario que te organices y empieces a generar un ahorro mensual.
 
Es cierto que tener un orden y fiscalizar lo que gastas puede resultar complicado; sin embargo, es importante hacerlo para lograr un equilibrio financiero, alcanzar algunas metas y estar preparados para afrontar emergencias. Hemos reunido los consejos más importantes y ordenamos para que, de manera fácil y rápida, puedas armar tu plan para convertirte en el mejor ahorrador de todos, y empezar a cumplir tus metas.
 
¿Quieres pagar tu maestría? ¿Cumplir tu sueño de viajar a Europa? ¿Reunir el enganche para tu primer coche? Cualquiera que sea la meta, empezar a ahorrar es algo que te acercará a ella, así que toma nota.
 
1. Anotar cuánto recibes y cuánto gastas
Lo primero que necesitas es poner un poco de orden en tus finanzas y para eso, debes saber a cuánto asciende tu ingreso mensual. ¿Cuánto ganas por tu trabajo? ¿Tienes alguna otra fuente de ingresos? Haz una lista donde separes todo lo que recibes de todo lo que gastas y sabrás cuánto es lo que realmente queda luego de pagar tus obligaciones.

2. Hacer una lista de los gastos que puedes reducir
Ahora es momento de revisar en qué gastos podrías ahorrar. Aunque no lo creas, siempre hay algo que se puede invertir mejor. Revisa cuánto gastas en el teléfono celular, ¿hay un plan más barato que puedas adquirir? Lo mismo sucede con los servicios o las marcas que compras en supermercado, ¿podrías optar por alguna más barata?

3. Identificar los gastos hormiga
Estos son gastos que pueden pasar desapercibidos y uno piensa que no ocupan mucho dinero, pero cuando los sumas, te das cuenta de que la cantidad invertida no es nada despreciable. ¿Algunos ejemplos? El café que tomas de la máquina todas las tardes, los dulces que compra en la oficina, no llevar almuerzo y salir a comer siempre, cigarrillos que se compran a diario, entre otros. Conócelos y pon como meta, reducirlos.

4. Ten cuentas separadas
Otra recomendación para construir un ahorro es tener cuentas separadas. Una de tus cuentas bancarias debe ser destinada a tus gastos, aquí lo ideal es que te permita retirar dinero todas las veces que desees, ya que servirá para todos los movimientos. Por otro lado, tu cuenta número dos será para tus ahorros, y aquí lo básico es que te ofrezca una buena rentabilidad, pues el dinero se quedará allí para crecer.

Usar dos cuentas te permite reducir la tentación de gastar más dinero del que deberías. Como no lo tendrás a mano, no pensarás en usarlo.

5. Tener una meta
Cuando el ahorro tiene un propósito se vuelve más especial y las personas le dan más importancia. En ese sentido, deja de ser una “cuenta de ahorros” para convertirse en “mi futuro viaje por el Caribe” o “mi maestría en finanzas”. Entonces, selecciona una meta y colócale un nombre. La próxima vez que te quieras gastar todo lo ahorrado en cualquier gustito, lo pensarás dos veces, y cuando veas cómo crece tu dinero y te acercas a lo que buscas, sentirás un orgullo tremendo.

6. Ser disciplinado
Es cierto que la disciplina normalmente tiene connotaciones negativas, pero en este caso no es así. No significa que nunca más gastarás un peso que no esté planificado; tampoco se trata de no comprarte algo que te guste. Básicamente, lo que necesitas es actuar con moderación. Está bien darse un gusto de vez en cuando, pero esa no puede ser una práctica diaria. Entonces, a veces habrá que decir que no, pero muchas otras veces podrás decir que sí y te sentirás tranquilo de hacerlo.

No olvides que un punto importante para lograr tu ahorro es tener una cuenta en una entidad financiera que te pague buenos intereses. Tu dinero se mantendrá seguro y a la vez crecerá un poco cada día.

¡Así que ánimo! Aplica estos puntos y cada vez estarás más cerca de la meta.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios