Cómo empezar a ganar dinero con los CETES sin mucho esfuerzo

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 26/09/2019 - 14:29
Si estás buscando cómo hacer que tu dinero empiece a trabajar para ti, los CETES son una opción interesante, barata y segura, lo que la mayoría está buscando al pensar en invertir.

Si bien hasta hace unos años el mundo de las inversiones y de todo lo que las rodea no había cobrado mucha importancia, hoy es diferente. Antes, había mucha más desconfianza y las personas apenas estaban acostumbrándose a ahorrar; mientras que en esta época, muchos han tomado conciencia del porqué es importante guardar su dinero, pero no solo eso, sino que también empiezan a pensar en cómo hacerlo crecer, es decir, ¡pensar en cómo invertir!

Algo que debemos tener claro es que, si deseamos que nuestros ingresos aumenten, básicamente tenemos dos opciones muy diferenciadas: o ganamos más, o hacemos que el dinero que ya tenemos empiece a crecer. Y eso es lo que permiten las inversiones, que tu dinero genere ganancias y poco a poco, tu capital aumente.

Para lograrlo, tenemos muchos instrumentos disponibles, cada uno con características particulares. Hay algunos ideales para las personas que quieren asumir un gran riesgo, mientras que otros son adecuados para los perfiles más conservadores. Hoy te presentamos los CETES y te contamos cómo funcionan y cómo puedes sacarles provecho.

¿Qué son y cómo funcionan?
Los CETES (Certificados de la Tesorería de la Federación) son un instrumento de inversión que funciona como un pagaré. Le estás prestando dinero al Gobierno y este se compromete a devolverlo, pero pagándote con intereses.

Entonces, lo que debes hacer si deseas empezar a invertir en CETES es adquirir este certificado al plazo que tú decidas y una vez que se cumpla el tiempo especificado, te devolverán el capital invertido, y este vendrá de la mano con los intereses que se hayan generado durante esos meses.

¿Es distinto que colocarlo en una cuenta de ahorros?
Sí, se trata de algo distinto porque te ofrecen una tasa de interés superior, es decir, podrás obtener ganancias un poco mayores. Además, no puedes disponer del dinero hasta que el plazo se haya cumplido.

¿Son inversiones seguras?
Son considerados entre las inversiones más seguras, ya que te pagan una tasa que es similar a la de la inflación, nunca menor, de manera que no pierdes dinero. Por otro lado, desde un inicio sabrás cuál es la tasa de interés que te ofrecen, de manera que puedes calcular cuál será la ganancia obtenida y no hay ningún misterio alrededor.

Por otro lado, si te preocupa resultar estafado por alguna empresa u organización falsa, ¡tranquilo! Porque los CETES tienen una garantía segura y confiable, pues se trata del Gobierno Federal mexicano. En el caso de los pagarés, le estás prestando el dinero a un banco, pero aquí se lo das al país y este guarda y respalda tu dinero.

¿Me convienen los CETES?
Si lo que quieres es que tu dinero no pierda valor y crezca de a poquitos, sí, pues ganarás intereses que se sumarán al capital. Pero si lo que buscas es una inversión con una mayor tasa de retorno, es decir, más ganancias, debes buscar instrumentos que sean más arriesgados, ya que los CETES son ideales para perfiles convencionales.

¿Cómo elegir el CETE correcto?
Una de las principales recomendaciones es que compares las alternativas disponibles y sus condiciones (por ejemplo, si te cobran comisiones o no) y teniendo eso como referencia, decidas cuál es la que más te conviene. Además, también es importante que tengas una idea segura del plazo en el que puedes invertir. No comprometas dinero que tienes destinado para otro fin, porque te traerá problemas.

Quítate los mitos de la cabeza
Deja de pensar que las inversiones son solo para los millonarios. Personas comunes y corrientes también pueden invertir y hacer un mejor uso de su dinero. En el caso de los CETES, ¡puedes comprarlos desde 100 pesos! Y poco a poco comenzar a generar más ganancia.

Finalmente, lo importante es que te decidas a invertir para hacer crecer tu dinero, y que el instrumento que elijas te pague una tasa superior a la de la inflación. Esto protegerá tu dinero, ya que los precios siguen aumentando, pero tu dinero va a la par, permitiéndote costear la misma cantidad de cosas, pese a que ahora cuesten más.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios