Cómo hacer que la quincena dure hasta fin de mes y no morir en el intento

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 17/07/2019 - 11:31
¿Empezaste en tu primer trabajo recientemente y te preguntas cómo hacer que la quincena te alcance? Tranquilo, no es una fantasía. Puedes lograrlo aplicando algunos tips prácticos.

Para quienes empiezan en su primer trabajo es común pensar que recibirán una quincena millonaria, que les alcanzará para cubrir todos sus gastos, ahorrar y encima, darse algunos gustitos. Pero lo cierto es que, al momento de ver el cheque de paga, la mayoría se pregunta dónde quedó el resto del dinero.

Pero tranquilo, no siempre se trata de recibir más dinero, ya que en muchos casos está comprobado que mientras más ganas, más quieres gastar. El secreto para lograr que la quincena rinda y alcance para todo es una buena administración. Es decir, si decides empezar a aplicar buenos hábitos financieros y organizarte, ten por seguro que vivirás mucho más tranquilo y feliz, porque verás que el dinero empieza a funcionar de la manera en la que esperabas.

Ahora, ¿cómo lograrlo? Saca lápiz y papel y empieza a tomar nota de estos consejos, pero no solo eso, también comprométete a seguirlos para que así logres ver el cambio que esperas.

1. Afronta tu realidad
Uno de los errores más comunes en los que suelen caer los jóvenes es vivir un estilo de vida que no va con su cuenta en el banco. Es decir, gastar más de lo que tienen. Ya sea por ir a sitios muy caros todo el tiempo, comprar ropa nueva todos los meses, gastar en electrónicos, cambiar de celular muy seguido, entre otros.

Debes afrontar tu realidad. Mientras más rápido reconozcas a cuánto ascienden tus ingresos y cuánto es lo que puedes gastar, más pronto comenzarás a tomar control de tus finanzas. Recuerda, solo tú puedes administrar tu dinero y si intentas quedar bien con otras personas o aparentar algo que no es real, eres el único que saldrá perjudicado al final.

2. Reconoce los gastos innecesarios
Para que te alcance el dinero de la quincena, debes saber en qué gastar. ¿Compras café todos los días? ¿Tomas muchos taxis? ¿Sales a cenar siempre? ¿Pagas un gimnasio al que nunca vas? La idea es que elijas inteligentemente en qué gastarás tu dinero. Haz una lista de todos los gastos que podrían ser innecesarios (aunque solo tengas la ligera sospecha) y de cuánto dinero están consumiendo. Pregúntate, ¿puedo vivir sin este gasto? ¿Qué tan importante es? ¿Qué consecuencias traería si lo elimino? Al tener las respuestas, verás cuáles son importantes y cuáles no. Por último, si no puedes eliminarlos todos, reduce el 50%. Desde ahí ya comienzas a ahorrar.

3. Busca formas de ahorro
Escoger más Netflix en lugar del cine, preparar tu almuerzo en casa, salir más temprano para evitar tomar muchos taxis, etc. Hay muchas formas en las que puedes ahorrar dinero, solo necesitas creatividad. Tranquilo, que no se trata de eliminar todos tus gustos y dedicarte a guardar todo el dinero que puedas, sino de utilizarlo sabiamente. Busca opciones en las que puedas compartir gastos con tus amigos y así todos resultarán beneficiados, sobre todo, tu cartera.

4. Escoge cuánto ahorrar y separa el gasto a inicios de mes
¿Ahorrar? Así es. La idea es que reduzcas tus gastos no solo para que el dinero te alcance, sino que puedas formar un fondo de emergencia o juntar dinero con una meta específica. El ahorro es una parte fundamental de la vida financiera, ya que nos permite ser más responsables con el uso del dinero y entender su valor. Entonces, la idea es que compares tus ingresos y tus egresos, y elijas un monto que sea fácil de ahorrar y que no implique privarte de todo. Por ejemplo, puedes empezar por guardar un 5% o 10% de tu quincena.

Un tip que te ayudará a guardar esos ahorros es que sea lo primero que hagas con tu dinero cuando recibas la quincena. Es decir, antes de hacer planes para gastar lo recibido o realizar los pagos necesarios, separa el monto que ya habías elegido para tu ahorro. Aunque las personas tengan en mente guardar esa cantidad, al empezar con otros gastos, muchas veces terminan pasándolo por alto o pensando que otros rubros tienen más importancia.

5. Guarda tu dinero en una cuenta de ahorros que te pague buenos intereses
Este punto es importante porque la idea de ahorrar dinero es que no te lo gastes, entonces, para evitar la tentación, una cuenta de ahorros es la mejor. Busca un banco que no te cobre comisiones o mantenimientos y que, además, te pague intereses por dejar tu dinero allí, ya que de esa manera estará creciendo, y eso te motivará a seguir administrando sabiamente tus ingresos.

Lo mejor es que, con el tiempo, verás que puedes costear ciertos gastos que en algún momento pensaste imposibles pagar por tu cuenta, como un viaje, comprar un electrónico, etc.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios