¿A dónde se va mi dinero cada quincena?

Enviado el Mié, 18/11/2015 - 14:04
¿A dónde se va mi dinero cada quincena?

En México, las personas que son empleados en empresas suelen recibir su sueldo en quincenas, es decir, su sueldo mensual divido en dos partes. En otros países, como Alemania, los empresarios pagan a sus empleados una vez por mes. ¿Cuál de las dos formas de recibir ingreso te parece mejor?

Cuando una persona recibe su ingreso quincenal (y lo digo por experiencia) suele cargar sus gastos más fuertes a la segunda quincena. La que se recibe el día 30 o 31 del mes. ¿Por qué? Por la simple razón de que los primeros días del mes solemos pagar la renta, el mantenimiento, la mensualidad del teléfono, del gimnasio y de muchos otros servicios y compromisos económicos que hemos adquirido. Normalmente la cantidad pagos a resolver sucedan en los primeros 15 días del mes y cuando viene la primera quincena, es decir, la que ser recibe el día 15 del mes, pues ya la recibimos para la “fiesta”, los “gustos” y mil otras cosas, tanto que hasta estamos arañando los días 29, 30 y 31 para por fin cobrar la siguiente quincena.

Cuando recibes tu ingreso una vez al mes, a fuerza necesitas aprender adminístralo de una manera más eficiente. Te caerán las mismas responsabilidades, pagos y compromisos al principio del mes pero seguramente serás más medido porque a la mitad de mes no te va a llegar más dinero del que ya tienes en tu cartera o en tu banco.

El tema es que en cualquiera de los dos casos, nos las pasamos viviendo de ingreso en ingreso. Estamos anhelando fervientemente el siguiente día de pago para respirar tantito.

Es un tanto agobiante, ¿no crees? Pero, ¿cómo romper estos ciclos de dolor económico? ¿Cómo romper estos círculos viciosos de nuestras finanzas personales?

Vivir de pago en pago puede estarte sucediendo por varias razones:

-Perdiste tu trabajo y por necesidad aceptaste uno de menor sueldo.

-Puedes estar gastando más de lo que recibes, es decir, no tienes un presupuesto o si lo tienes, no le haces ni tantito caso.

-Puede ser que hayas tomado una mala decisión financiera, como adquirir una deuda que no pensabas que se fuera a complicar tanto.

Muchas pueden ser las razones. De cualquier forma, vivir con el agua a la nariz y solo tomar un respirito cada día de pago no es una forma muy linda de vivir la vida. Además, los desbalances financieros generan mucho estrés y si a eso le sumas las mil otras preocupaciones que tenemos, pues lamento pronosticarte que eres una bomba de tiempo. Y por algún lado vas a tronar.

Pero antes de que eso pase puedes ponerle remedio:

Pon tu dinero en cintura.
Hemos hablado otras veces que lo más importante para saber a dónde se te fue el dinero es llevar un estricto control de gastos. Y no me refiero a que controles tus gasto (de momento jeje) si no a que lleves un registro super estricto de en qué gastas. Eso deberás hacerlo por lo menos un mes. Puedes empezar el día que sea, pero que sea un mes. No necesitas esperar al día primero de mes, ni a que sea lunes, ni nada. Es más puedes empezar ahora mismo. Para mi lo más fácil usar una aplicación para el teléfono celular. De esa forma llevo mi “cuadernito” de gastos junto a mi todo el tiempo y me toma 10 segundos –literal- ingresar un gasto que haya hecho. Hay muchas aplicaciones que puedes descargar. Unas gratis y otras con costo. Lo que tienes que trabajar aquí es con tu auto disciplina. Crear el hábito de registrar todos tus gastos.

Algo importante es que no intentes crear nuevas fuentes de ingreso hasta que le hayas dicho al dinero que ya tienes a dónde tiene que ir. Pudiera ser que no te falte dinero sino que no lo estés usando sabiamente.

Cortar gastos.
Una vez que sabes dónde se te está fugando el dinero puede ser que decidas ya no comprar esos cafés diluidos y horribles que compras en las cafeterías muy cucas o en las tiendas de barrio. A lo mejor te conviene prepararte tu propio café. Mucho más rico y mucho más barato también. Tal vez estás pagando teléfono en casa que no usas nunca ni para llamar a tu abuelita. Como he dicho otras veces, las finanzas personales son eso, personales. Cada quien sabe cómo puede mejorar pero eso no lo vas a saber hasta que veas el panorama completo de a dónde se te fue el dinero del mes anterior.

Cuando lo tengas completo ahí puedes recortar gastos en donde consideres que tiras tu dinero.

Planea tu quincena.
Unos dos días antes de recibir tu pago haz una lista de las cosas a las que tienes que destinar ese dinero. Puedes ser muy pro y usar una hoja de Excel pero lo cierto es que con un post-it u hoja de cuaderno te basta.
Con ello puedes ver si te hace falta guardar del pago anterior para completar esos pagos o si tienes un poquito de dinero de sobra. (Aunque no lo creas, pasa muchas veces)

Estos son 3 recursos que puedes usar para romper tu círculo de estrés económico, pero hay muchos más. Tantos como ideas y personas.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Prefieres las quincenas o las mesadas? ¿Le dices a tu dinero a dónde ir? O solo te encuentras con… ¿a dónde se me fue?

----------------------------------------------------
Sigamos esta conversación en las redes sociales.

Tus comentarios me enriquecen mucho. Critícame, corrígeme y apóyame si te gusta lo que lees. Puedes estar en contacto conmigo a través de Twitter en @MarijoCodesal o @GastamosMujeres. Y recuerden chicas: Príncipe azul o no, necesitamos crear nuestro patrimonio.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.