Economizar. ¿Eso qué es?

Enviado el Lun, 20/10/2014 - 17:08
Economizar. ¿Eso qué es?

De acuerdo con la Real Academia de la lengua española, la palabra economizar es sinónimo de ahorrar pero tiene 3 acepciones distintas:

  1. Reservar parte del gasto ordinario
  2. Guardar dinero para necesidades futuras
  3. Evitar o excusar algún trabajo, riesgo, etc.

¿Cuáles de estas cosas hacemos las mujeres?
A veces pienso que ninguna, aunque eso no sea completamente verdad. Lo cierto es que a las personas, en general, nos cuesta trabajo tener una actitud previsora. Se nos dificulta organizar nuestros ingresos y gastos pero sobre todo, no tenemos metido en la cabeza que hay que “pagarnos” a nosotras mismas primero como recomienda Robert Kiyosaki en sus libros.

  1. Reservar parte del gasto ordinario implica que seamos conscientes de cómo gastamos a diario. Dónde están las grietas por las que nuestro dinero se escurre como el agua yéndose de nuestras manos.
  2. Guardar dinero para necesidades futuras.
    Esta idea trae implícita la necesidad de prever el futuro. De qué vamos a vivir cuando seamos viejitas ¿de los hijos que no tuvimos?
    Siempre digo que tener príncipe azul no nos exime de la responsabilidad de crear y hacer crecer nuestro patrimonio personal.
    Y como siempre, no hablo sólo de dinero, sino de recursos: tiempo, dinero y emociones.
  3. Pero la tercera idea es la que más me gusta: economizar es evitar algún trabajo o riesgo.
    Me encanta la idea de que economizar implique ahorrarse un trabajo o un riesgo. Lo mismo para cuando una necesita ahorrar su energía personal, como para cuando ahorras dinero, puedes destinarlo a otras cosas y momentos mejores.
    Tener cuidado en las cosas que hacemos es una forma de evitar riesgos. Puede salirnos muy caro si no lo hacemos. Si por error metes algo de metal o un huevo sin abrir al microondas, puedes quemar la instalación eléctrica. Vivir la vida implica un riesgo pero lo que hay que cuidar es no enfrentarnos con riesgos excesivos.
  4. Al economizar podemos escaparnos de caer en bancarrota, ser deudores. Podemos evitar regalar nuestro dinero pagando intereses, comprando cosas de la misma calidad pagando más en lugar de que se nos quite la flojera de buscar y encontrarlo por un mejor precio.
    Al economizar podemos ahorrar para nuestro futuro haciendo un mejor uso de los recursos que tenemos. No gastemos dinero en lo que no necesitamos, no gastemos nuestras energías y fuerzas en pleitos innecesarios. Seamos más hábiles e inteligentes para lograr nuestros objetivos.

    Algunas buenas ideas para economizar son:

    Económicas
    - Hazte el hábito de ahorrar en casa.
    Apaga luces y usa focos ahorradores, cierra las llaves del agua, arregla goteras y humedades. Invierte en tu casa para que gastes menos.

    - Se creativa.
    A veces queremos comprar elementos de decoración que con un poco de ingenio y algunos materiales podrías crear tu misma.

    - Haz listas de compras y cíñete a ellas.
    De esa manera no desperdiciarás ni comida, ni dinero.

    Emocionales
    - Ahorra en pleitos.
    Escoge tus batallas con el marido o con los hijos. No te pelees por todo que necesitas energía para tus cosas personales.

    - Invierte en tu autoestima.
    Medita, camina. Búscate un espacio para ti. Aunque sean 30 minutos al día. Mírate al espejo, reconócete las cualidades que observes.

    - Ríe.
    Reir se siente rico en la panza, en el pecho y sobre todo en la cabeza. Relaja mucho. Así que si puedes búscate unos chistes en la red, mira videos chistosos y permítete una buena risita diaria.

    Con estas formas de economizar tendrás grandes ahorros económicos y emocionales. Te sentirás mejor y tendrás un dinerito extra sobre el que podrás decidir bien. Es importante tener presente que economizar te sirve.
    ------------
    Sigue a Maria José en Twitter: @gastamosmujeres o visita su web lo que gastamos las mujeres

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.