¿Eres joven y quieres un crédito automotriz? Esto es lo que debes buscar

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 08/08/2019 - 10:14
Si vas a comprar un coche nuevo o usado y planeas financiarlo con un crédito, asegúrate de escoger el que más te convenga y hacer que el trato sea realmente bueno para ti.

Decidir comprar un coche es, sin duda, cumplir una de las metas más importantes para muchos. Y la compra se hace todavía más especial cuando compruebas que tienes la libertad de llevar a quién quieras y lo que quieras, tomar la ruta que deseas, o simplemente, transportarte en tu tiempo y sin depender de nadie.

Por otro lado, también representa un gran compromiso y gran responsabilidad. Después de todo, uno no compra un auto en una semana; por el contrario, tomará meses y algunos años terminar de pagarlo.

Entonces, si lo que te preocupa es que eres joven y muchos pueden no tomarte en serio, ¡puedes respirar tranquilo! Traemos toda la información que necesitas para que escojas con cuidado a la entidad financiera que más te conviene y la oferta más tentadora y adecuada para tu perfil. Toma en cuenta los consejos y así sabrás qué evaluar y qué significan cada uno de los elementos del crédito.

1. No solo están en los bancos
Lo primero que debes saber es que un crédito automotriz no se ofrece solo en los bancos; por el contrario, hay distintas instituciones financieras que los tienen, como Sofomes y cajas de ahorro. Entonces, no te cierres a una sola opción, sino que toma el tiempo para comparar los distintos tipos de entidades financieras.

2. Revisa el CAT (Costo Anual Total)
Este es el indicador que debes considerar al momento de comparar créditos. Básicamente, te dice cuánto pagarás por el crédito que vas a solicitar, en total. Aquí se incluyen los costos adicionales que se puedan presentar, como seguros, comisiones, entre otros, mostrándote la realidad del crédito que estás adquiriendo.

3. No es necesario elegir una entidad de la que seas cliente
Puedes elegir un banco o caja de ahorro sin necesidad de tener una cuenta o negocios previos con ellos, sin embargo, algo que te será útil es averiguar si tienen beneficios particulares para clientes actuales, ya que pueden ofrecer tasas menores, consideraciones en cuanto al enganche, entre otros, que definitivamente mejorarán el trato y representarán una alternativa interesante.

4. ¿Tienes un enganche?
Esta es una pregunta importante que deberás responder. Cada entidad financiera tiene diferentes condiciones en cuanto al monto que se solicita a modo de enganche. Esta es la cantidad de dinero que el banco no te prestará. Por ejemplo, financia el 90% y tú debes cubrir el 10% restante. El enganche también puede variar dependiendo de si el coche es nuevo o usado. En cualquier caso, lo ideal es que tengas un monto previamente ahorrado y destinado a eso.

5. Monto mínimo del crédito
Cada entidad financiera tiene condiciones distintas y la que elijas es el monto mínimo de financiamiento del crédito, es decir, el monto mínimo de dinero que están dispuestas a prestarte para comprar un auto. Si lo que necesitas es menor, debes evaluar las alternativas con otras entidades o tipo de productos.

6. Perfil ideal
Otro punto a considerar tiene que ver con la edad mínima para solicitar este crédito, mientras que algunas pueden colocar un número, otras pueden requerir algunos años más. Lo normal es desde los 21 a los 65 años, ya que se refiere a la edad de actividad laboral de una persona, pero es mejor asegurarse de primera mano en la entidad que estés considerando.

Por otro lado, se requiere que justifiques tus ingresos presentando tus últimas boletas de pago. En este sentido, normalmente se coloca un monto de ingresos mínimos que la persona debe recibir para afrontar el crédito. Algo más que juega a favor es el tiempo de antigüedad que tengas en tu centro de trabajo, así como tu antigüedad residencial. Esto último se toma en cuenta para evitar cualquier tipo de fraude.

Esos son algunos de los elementos que te servirán para escoger el crédito automotriz que más te convenga. Recuerda, lo que debes tener en cuenta como prioridad es el CAT (Costo Anual Total), el monto de enganche (para saber si está de acuerdo con lo que tú tienes) y por último, los beneficios adicionales que puedan ofrecerte.

Algo que no puedes pasar por alto es que cada crédito automotriz viene con un seguro para el coche que cubrirá los daños que el auto pueda sufrir. Es obligatorio adquirir uno al tener un crédito vehicular, pero algunas entidades te permiten elegir qué tipo póliza deseas y la compañía con la que lo contratarás.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios