¡No te engañes! Ocasiones en las que no deberías pedir un préstamo inmediato

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 27/01/2019 - 15:33
Los préstamos inmediatos son ideales cuando hay una emergencia que cubrir o necesitamos adquirir algo y no contamos con ahorros, pero sí capacidad de pago para devolverlos.

Si bien los préstamos rápidos están al alcance de todos y ofrecen darte el dinero en un tiempo récord, no significa que sea recomendable ni financieramente saludable recurrir a ellos en cualquier ocasión. Muchas personas se aprovechan de los pequeños montos que pueden solicitarse y de su rapidez para utilizarlos hasta en las más ilógicas situaciones. ¿Las consecuencias? Sin darse cuenta, terminan pagando grandes intereses y dependiendo de los créditos una y otra vez, dañando sus finanzas.

Antes de solicitar uno de estos créditos, pregúntate si realmente lo necesitas y si la situación realmente lo amerita. Para que tengas más claro el panorama, estos son algunos casos en los que no deberías solicitar un préstamo inmediato:

1. Compras impulsivas
Pedir un crédito para comprar algo que no es realmente necesario es un error, sobre todo, si utilizas este tipo de créditos que son ideales para responder a emergencias. Si no se trata de una situación que sí o sí deba ser atendida en ese momento, espera 72 horas y pregúntate si aún tienes ganas de comprarlo y si aún lo necesitas.

2. Invertir en casinos o tragamonedas
Si no tienes dinero y quieres pedir prestado para este tipo de actividades pensando en que “recuperarás todo y aún ganarás”, la recomendación es que no lo hagas, pues no solo implica arriesgar tu dinero sin tener alguna garantía de que ganarás, sino que esta actividad puede terminar en un vicio.

3. Cuando todavía tienes otro crédito vigente
Si tienes créditos que pagar, lo mejor es no pedir más dinero pendiente, así se trate de un préstamo rápido y el monto no sea muy alto. No lo hagas a menos que sea para una verdadera emergencia.

4. Para prestarle dinero a otra persona
Si el objetivo es prestar dinero a otra persona, definitivamente es un ‘no’. Este tipo de créditos muchas veces no toman en cuenta el Buró de Crédito, por lo que no hay razón para solicitarlos en lugar del verdadero interesado.

5. Llevar un estilo de vida equivocado
Si constantemente te encuentras solicitando microcréditos para poder financiar salidas y ocasiones especiales, significa que estás llevando un estilo de vida que no te corresponde, al menos por ahora. Ser sincero en cuanto a tus finanzas es lo mejor que puedes hacer para evitar gastar más de lo que puedes pagar.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios