Primeros pasos para que aprendas a generar más dinero antes de los 30

Enviado por Equipo Comparabien el Sáb, 17/08/2019 - 09:45
Si la pregunta es cómo multiplicar tu quincena, la respuesta está en esta nota. Toma nota y prepárate para obtener la información que necesitas.

Para que tu dinero siga creciendo hay dos opciones básicas: la primera, ganar más; la segunda, descubrir cómo hacerlo crecer. Quizás generar más ingresos pueda sonar complicado, por lo que en esta nota nos enfocaremos en la segunda: ¡Hacer que tu dinero crezca y genere ganancias para ti! ¿Cómo se logra esto? ¡Aprendiendo a invertir!

Antes de darte por vencido y pensar que eso no es para ti, que has escuchado mucho de las inversiones pero que no te termina de convencer o que seguro debes ser un experto para lograrlo, toma cinco minutos para leer esta nota y convencerte, por fin, de que empezar a invertir es lo que te ayudará de una vez por todas, a generar más y más dinero.

Información básica: ¿Cómo hacerlo?
Lo primero que debes saber es que invertir implica tener un monto de dinero con el que puedas adquirir un instrumento financiero que, con el tiempo, generará ganancias. Puedes hacerlo a corto o largo plazo, con distintos niveles de riesgo y no necesitas.

¿Qué elementos tomar en cuenta?
Existen cuatro puntos importantes que debes considerar al empezar a planear una inversión. En primer lugar, el rendimiento, en otras palabras, cuál es la ganancia que esperas obtener. Por otro lado, el riesgo , ya que no todas las inversiones son 100% seguras, y hay posibilidades de que recibas menos dinero del que tenías previsto.

También debes considerar el horizonte de inversión , que no es otra cosa que el plazo, es decir, el tiempo que estás dispuesto a mantener el dinero invertido. Algunas personas suelen tener disponible algunos meses, mientras que otros optan por un plazo mayor, que puede ir a más de un año. No es necesario que tomes un tiempo muy grande, ya que a corto plazo también es posible obtener ganancias. Todo dependerá de tus planes.

¿Qué es el perfil de inversionista?
Básicamente, lo que se busca es que sepas qué perfil va mejor contigo, porque eso te ayudará a determinar qué instrumentos de inversión podrías escoger. Por ejemplo, ¿eres un conservador? Alguien que no quiere arriesgaste para nada y que quiere ir 100% a lo seguro. O podrías tener un perfil mixto. Además, tiene que ver también con los objetivos que tengas, tu edad e incluso, tu conocimiento o experiencia previa en el mundo de las inversiones.

¿Qué hacer una vez que tienes el dinero?
Una vez que sabes qué cantidad puedes invertir sin arriesgar o comprometer algún dinero que ya tenga un destino, debes elegir en qué invertirás y para esto conviene que previamente te hayas informado acerca de los instrumentos que existen.

Entre los más seguros están las inversiones a plazo como los CETES (Certificados de la Tesorería de la Federación), donde adquieres un certificado y al final del plazo que elijas recibirás la ganancia. Este instrumento es de bajo rendimiento, por lo quelas ganancias no serán tan elevadas, pero a la vez es muy seguro y tiene garantía ante el Gobierno Federal.

También podemos identificar los BONDES (Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal) como otro de los instrumentos ideales para inversionistas conservadores. Al igual que con los CETES, se compran y se reciben los intereses cuando los plazos se cumplan. El tiempo de inversión aquí es un poco más largo, ya que el plazo mínimo es el de un año.

Si buscamos algo un poco más arriesgado, los Fondos de Inversión son una opción que puede tener ganancias más elevadas, pero también un comportamiento distinto al que esperamos. Son instituciones que reúnen el dinero de varios ahorristas. Al entregar el efectivo, se convierten en accionistas. Este dinero es invertido en distintos instrumentos, de esa manera se reduce el riesgo, y así se generan las ganancias. En este caso, la idea es tener un horizonte de inversión que vaya más con un mediano o largo plazo.

En cualquiera de los casos, lo mejor también es que te asesores, y compares alternativas antes de decidir en qué invertir. Por último, toma atención a estos consejos también:

- No comprometas dinero destinado a cubrir tus gastos u obligaciones.
- No seas impaciente, recuerda que toda inversión tiene un plazo determinado.
- Empieza de a pocos y con montos pequeños.
- Mantén un registro de con cuánto dinero empezaste y cuánto dinero vas obteniendo.
- ¡Sigue ahorrando! No gastes todas tus ganancias y ten una meta específica, eso te ayudará a tener más claridad sobre qué es lo que necesitas y qué instrumento elegir.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios