Qué conviene más: ¿un crédito personal o uno de nómina?

Enviado el Lun, 12/06/2017 - 16:31
Al buscar financiamiento, dos de las opciones más populares son los créditos personales y los de nómina. ¿Sabe cuándo puede aplicar a cada uno?
Qué conviene más: ¿un crédito personal o uno de nómina?

El sistema financiero tiene diferentes alternativas para ofrecer a los usuarios que necesiten pedir prestado algo de dinero; cada una tiene características particulares, por lo que son ideales para cierto tipo de cliente. La clave para que el crédito que solicite resulte en ganancia y no en pérdida, es elegir aquel que más le conviene, de acuerdo a su perfil.

Dos de las opciones más populares son los créditos personales y de nómina. Para muchos, aún no queda claro cuál es la diferencia entre ambos, por lo que no saben cómo elegir. A pesar de que son similares, sí apuntan a diferentes perfiles de clientes, por lo que vale la pena tener en cuenta sus diferencias:

Las condiciones son diferentes
En el caso del crédito de nómina, necesita tener una cuenta en un banco para acceder a él, puesto que el débito se realizará automáticamente cuando le depositen la quincena. En el caso del crédito personal, no es necesario tener una cuenta en ese banco para solicitarlo.

Las tasas son diferentes
En algunos casos, las tasas de interés de los créditos de nómina pueden resultar más baratas porque hay un menor riesgo de que el cliente no lo pague, debido a que el cobro es automático. En los préstamos personales, el riesgo que corre el banco es mayor, puesto que no hay una garantía. Pero a pesar de todo, si compara las alternativas, verá que no todas las instituciones tienen tasas menores para los de nómina, así que antes de confiarse, lo mejor es comparar las opciones, ya sea para préstamos personales, como para créditos de nómina.

El perfil de los clientes es diferente
Aunque una misma persona puede pedir tanto un préstamo personal como uno de nómina, también se pueden apreciar ciertas diferencias. Por ejemplo, es normal que quienes tienen una vida agitada o suelen olvidar las fechas de pago, opten por el de nómina porque el débito se hace automáticamente. Mientras que otros con diferentes fuentes de ingresos o que distribuyen el dinero de la quincena de manera diferente, prefieran solicitar un préstamo personal y realizar los pagos directamente al banco.

Recuerde, al final se trata de elegir la opción que más se le acomode.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.