Tarjetas de crédito: Esto es lo que los bancos no pueden hacer a sus clientes

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 16/12/2018 - 09:25
Cuidado con los productos atados y los cobros por anualidad después de que le dijeron que no lo harían. Si esto sucede, debe tomar cartas en el asunto.

Así como año tras año aumentan los usuarios que adquieren una tarjeta de crédito –ya sea nueva o adicional- también aumentan sus quejas. Y es que muchas veces, las entidades financieras abusan de los clientes y se presentan situaciones que terminan perjudicándolos.

Para que esto no te suceda, estas son tres situaciones para las que debes estar preparado:

1. Cobros por anualidad indebidos:
Si tienes una tarjeta que supuestamente no cobra anualidad y te das con la sorpresa de que el banco igual te la cobró, es necesario que presentes un reclamo apenas esto suceda. Muchas veces, a cambio de darte una tarjeta sin anualidad, las tasas de interés son más altas o te piden que realices compras todos los meses. Si cumpliste con todo, la entidad no tiene derecho de cambiar el trato que hicieron, pues ambas partes cumplieron con lo prometido.

2. Cambiar la tasa de interés:
El trato que firmaste con la entidad debe respetarse también en cuestión de las tasas de interés. Recuerda que esta información puedes solicitarla al banco en el momento en que desees y no debería variar. Si el banco intenta hacer una modificación, es necesario que se comuniquen contigo y te envíen un documento oficial. En caso no estés de acuerdo con los nuevos términos, puedes cancelar el contrato de tu plástico.

3. Ofrecerte productos atados:
Está prohibido que las entidades financieras condicionen la adquisición de tarjetas de crédito a la afiliación de seguros, créditos u otro producto. Lo que pueden hacer es ofrecértelo, pero tú estás en todo tu derecho de negarte y mientras más claro seas, será mejor, pues luego la cancelación puede representar un problema.

Si estás buscando una tarjeta de crédito, abre los ojos y presta atención a los beneficios que te ofrecen las diferentes entidades, pues es una parte importante al momento de elegir tu plástico. Es por eso que lo mejor que puedes hacer es comparar las opciones antes de tomar una decisión.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios