Saca tus dólares debajo del Colchón

La divisa estadounidense cerró 2017 con un valor en pesos 4.75% menor al del arranque del año. Los inversionistas que conservaron los billetes inmóviles absorbieron las minusvalías.

Margarita Ramírez, de 63 años, es investigadora y guarda en una caja fuerte 1,000 dólares. Tiene la esperanza de que sus billetes superen o, por lo menos, alcancen los 20.75 pesos que le costaron cada uno –cuando los compró, en febrero del año pasado– para cambiarlos.

Poco antes de que Donald Trump asumiera la presidencia de Estados Unidos, el tipo de cambio comenzó a tener alta volatilidad. Pero durante 2017 su valor en pesos se depreció 4.75%, según cifras del Banco de México. El 19 de enero tocó los 21.93 pesos, su nivel más alto, mientras que el 18 de julio alcanzó su mínimo, con 17.49 pesos. Cerró el 29 de diciembre en 19.65 pesos. Si Ramírez hubiera invertido sus billetes verdes en un seguro o fondo de inversión dolarizado, no habría absorbido las pérdidas.

xisten distintos instrumentos financieros que le prestan dinero al gobierno estadounidense o compran acciones e índices del país del norte. Estos productos son administrados por instituciones financieras, como Finamex, GBMhomebroker y Principal Financial Group. También figuran aseguradoras como GNP y Axa. Los rendimientos que alcanzaron dichos productos en 2017 están entre 5 y 8% en dólares, pues en pesos el rendimiento es mayor por el efecto del tipo de cambio al cobrar el dinero en la moneda nacional.

Luis Yndigoyen, director de Comparabien en México, consultoría de finanzas personales, destaca que con escenarios como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la reforma fiscal de Estados Unidos y el resultado de las elecciones de México, habrá más movimientos en la moneda extranjera, y éstos deben aprovecharse.

“La compra de dólares en efectivo es una inversión ineficiente y tiene grandes desventajas, porque no otorga rendimientos al momento de adquirir los billetes. Cuando obtienes el dinero en una ventanilla, la diferencia en el precio de compra y venta es amplia. Además, existe la inseguridad de tener el dinero en efectivo”, explica Guillermo Flores Flores, director regional de promoción de Finamex, en Jalisco.

Desde 10,000 pesos los inversionistas no sofisticados pueden iniciar una inversión en estos instrumentos y financiar al gobierno y empresas extranjeras. El plazo recomendado para ver frutos es de al menos 12 meses.

En 2002, Eduardo Ruiz entendió la dinámica. Compró un seguro de educación para Julián, su hijo de dos años. En enero de ese año, el billete verde valía 9.11 pesos, la suma contratada fue de 20,000 dólares. Dieciseis años después, su hijo recibió el pago a un tipo de cambio de 19.47 pesos, alrededor de 389,400 pesos.

LAS OPCIONES
Más allá de la frontera: GBMhomebroker tiene dos productos. El primero es un fondo con 65% de renta variable en dólares y el resto, en euros o yenes. Se abre con 30,000 pesos y cobra una comisión anual sobre saldo de 1.3%. En 2017 dio un rendimiento de 8.25% en dólares. El segundo invierte en empresas de tecnología, se abre con 500,000 pesos y en 2017 dio 16% de rendimiento.

Montos accesibles: Principal Financial Group ofrece un fondo que invierte en deuda (bonos del Tesoro estadounidense y corporativos), no tiene renta variable. Se puede acceder a éste desde 10,000 pesos y con montos mayores de 150,000 y 200,000. La cuota de administración anual es de 1% sobre el monto invertido. El rendimiento que otorgó en 2017 fue de 5% en dólares.

Seguros para todos: GNP y AXA. GNP ofrece un seguro educativo con una prima anual de 1,000 dólares, tiene cobertura por invalidez y fallecimiento. El plazo puede ir desde los 12 hasta los 18 años y las sumas aseguradas van desde 12,000 hasta 36,000 dólares. Axa Seguros ofrece, por 480 dólares anuales, un seguro de vida con una suma asegurada de 75,000 dólares.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.