Guía de Inversiones

Si vas a invertir a plazos, debes estar seguro de encontrar la mejor opción. Encuentra aquí consejo imparcial para ayudarte a tomar la mejor decisión.

Las inversiones a plazo son una forma muy efectiva de ganar más intereses por tu dinero. Aquí te ofrecemos algunos consejos para que tengas en cuenta al escoger cual producto te conviene más.

CEDES

Los CEDES o certificados de depósitos, son instrumentos de inversión que permiten al ahorrador obtener un interés por depositar su dinero durante un periodo de tiempo con la entidad bancaria.

Las tasas pueden ser fijas o variables de acuerdo a así la tasa se especifica en el contrato o va variando de acuerdo a otro indicador financiero (por ejemplo la tasa CETES a 28 días)

Los CEDES pagan los intereses generados mensualmente y al final de plazo devuelven el capital pactado. Esta es la forma mas usual de liquidación de intereses y permite tener una planificación de los retornos que se perciben mes a mes.

Pagarés

Los pagarés son instrumentos que registran una obligación de pago. El suscriptor (quien emite el pagaré) se compromete a pagar al beneficiario la cantidad suscrita en el plazo acordado. Los pagarés bancarios incluyen también un interés por el plazo de inversión.

Los plazos de los pagarés suelen ser de 30,60,90, o 180 días y pueden ser pagarés simples o con garantías (prendaria o hipotecaria) dependiendo si existe un bien que se establezca como garantía del depósito.

Diferencias

La liquidación de los intereses en un pagaré es al final del plazo. quiere decir que a diferencia de los CEDES no se podrá disponer mensualmente de los intereses generados por la inversión, sino que solo serán pagados al final del periodo junto con el capital.

Otra diferencia entre estos instrumentos de inversión es que los pagarés pueden ser transferidos o comprados/vendidos en el mercado secundario y se genera un valor de los mismos que puede capitalizarse fuera del plazo pactado.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.