Guía de Tarjetas de Crédito

Si necesitas una tarjeta de crédito, debes estar seguro de de encontrar la mejor opción. Encuentra aquí consejo imparcial que te ayudará a elegir la mejor tarjeta.

Las tarjetas de crédito son una herramienta financiera que te permite realizar tus compras con dinero que el banco te otorga, con la opción de pagarlo al mes siguiente o en varias cuotas y con la ventaja de obtener distintos beneficios.
 
Existen diferentes tipos de tarjetas y escoger la mejor para ti depende del uso que quieras darle y de tu capacidad económica. Aquí te explicamos algunos de los usos comunes para que puedas escoger la tarjeta que mejor se adapte a tu perfil, consejos para usarla adecuadamente y evitar ser víctima de fraudes y estafas. 

Usos

1. Compras
La mayoría de personas usa su tarjeta de crédito para hacer compras. Estas herramientas financieras ofrecen una línea de crédito que te permite adquirir artículos con el dinero de tu línea y pagarlo posteriormente. Es recomendable que uses tu tarjeta para compras grandes y no frecuentes (por ejemplo, comprar un electrodoméstico o una computadora), puesto que te ayuda a no desbalancear tu presupuesto mensual y poder pagarlo en varios meses. No es recomendable usar una tarjeta de crédito para compras frecuentes como comida o artículos de limpieza, a no ser que pagues todo el saldo de tu tarjeta cada mes.
 
No obstante, también puedes elegir la modalidad de que tus compras sean hechas en cuotas, es decir, que el monto de la deuda se divide en partes (número de cuotas), para ser pagadas con menores intereses. Recuerda usar esta opción también cuando tengas una compra grande que hacer.
 
2. Disposición de Efectivo
También puedes sacar dinero de tu tarjeta de crédito para usarlo libremente. Sin embargo, las tasas de interés de estos retiros son muy altas. No es recomendable que uses tu tarjeta de crédito para sacar dinero en efectivo, una opción más económica es que saques un préstamo personal directamente de una institución financiera.
 
3. Traslado de Deuda
Esta es una alternativa muy interesante de las tarjetas de crédito. El propósito es que canceles la deuda que tienes en una tarjeta de crédito con otra. Si comparas bien y escoges una tarjeta de crédito que cobre menos intereses, puedes estar ahorrando instantáneamente al trasladar tu deuda de una tarjeta a otra.

Pagos

Para pagar tu tarjeta tienes normalmente 3 opciones:
 
1. Pago mínimo
Pagas lo mínimo; es decir, el monto más pequeño que puedes abonar al pago de tu tarjeta para no afectar tu historial crediticio y evitar moras. Sin embargo, el pago mínimo es recomendable solo en casos de emergencia para cumplir con el pago de tu tarjeta, ya que, al pagar lo mínimo te tomará más tiempo cancelar tu deuda y, en consecuencia, pagarás más intereses, ocasionando que tus compras sean más caras.
 
2. Pago total
Cada mes pagas todo lo que consumiste con tu tarjeta de modo que no pagas intereses, porque las condiciones de pago en menos de 30 días son normalmente 0%. Recuerda pagar tu tarjeta totalmente cuando sea posible. 
 
3. Pago parcial
 Si no tienes lo suficiente para pagar toda tu tarjeta, paga cualquier monto que sea mayor que el pago mínimo para que puedas cancelar tu deuda en menos tiempo.

Beneficios

Cada vez son más las personas que adquieren una Tarjeta de Crédito, por lo que las entidades bancarias buscan crear las tarjetas adecuadas para cada perfil financiero. Aunque su principal beneficio es que permite realizar compras cuando no contamos con efectivo, existen otras ventajas que se pueden obtener de ellas. 
 
1. Historial crediticio
Aunque no lo creas, las tarjetas de crédito son de mucha ayuda para formar un historial crediticio, lo que te permite ser visto como un buen cliente para los bancos. Para lograrlo, es recomendable usarla por lo menos una vez al mes para que las entidades financieras tengan información sobre tu comportamiento y capacidad de pago. Sin embargo, debes considerar no utilizar más del 40% de la línea de crédito de la tarjeta ya que eso significa que dependes mucho de ella y supondría un riesgo de comprar más de lo que puede pagar.
 
Otro aspecto a tener en cuenta, es no financiar tus compras con muchas cuotas, ya que los intereses harán que termines pagan más por ellas. Por último, recuerda que el pago puntual de tus compras es un punto clave para construir un buen historial crediticio con tu tarjeta de crédito. 
 
2. Acumulas millas y obtienes accesos a salones VIP en aeropuertos
Actualmente existen tarjetas de créditos que dan beneficios a las personas que suelen realizar muchos viajes. Si eres uno de esos clientes, buscar tarjetas que te permitan acumular kilómetros o millas será una buena opción. Además, si te gustan realizar viajes más exclusivos, puedes encontrar tarjetas que te dan acceso a salones VIP en los aeropuertos. No todas las tarjetas ofrecen lo mismo, así que, si estás buscando una con esas características asegúrate de elegir la mejor para ti.
 
3. Realiza tu compras sin importar la moneda.
Si te encuentras de viaje y no cuentas con dinero efectivo en la moneda extranjera, puedes utilizar tu tarjeta de crédito para financiar tus compras ya que tu entidad bancaria realizará la conversión al momento de hacer el pago. 

Si estás pensando en solicitar una tarjeta de crédito, recuerda conocer las opciones disponibles para asegurarte de elegir la que se adecue mejor a tu perfil. Puedes evaluar tus alternativas utilizando el comparador de Tarjetas de Crédito de Comparabien.

Consejos

Si ya cuentas con una Tarjeta de Crédito y quieres que ésta sea tu amiga y no tu pesadilla, existen consejos que te ayudarán a tener un buen manejo sobre ella para que no termine afectando tu situación financiera.
 
1. Utilizarlas como una extensión de tu sueldo
Esta es una regla que debes seguir si estás considerando solicitar o si ya cuentas con una. Tener una tarjeta de crédito no significa tener más dinero, sino que te da la posibilidad de prestarte dinero del banco para financiar tus compras y luego pagarla en cuotas y con intereses que pueden variar dependiendo la entidad en la que lo solicites. 
 
2. Coleccionarlas
Tener tres o cuatro tarjetas de crédito no te pone en una situación ventajosa, sino por el contrario corres el riesgo de sobreendeudarte al tener que pagar los productos que adquiriste con todas tus tarjetas, por lo que terminarás como un referente de mal cliente en el banco. 
 
3. No financie a muchas cuotas
Un beneficio de usar tu tarjeta de crédito para las compras, es que luego puedes pagarlo en partes. Sin embargo, financiarlas a muchas cuotas no es una buena opción ya que terminarás pagando más por el producto debido a los intereses que tiene el banco, por lo que al final podrías terminar endeudado. 

Fraudes y Estafas

En los últimos años son cada vez más las personas que adquieren una tarjeta de crédito para financiar sus compras. Sin embargo, esto ha supuesto también que los fraudes y estafas estén a la orden del día. Conocer cómo se producen estas situaciones te permitirá reaccionar de manera rápida y no ser víctima de estas malas prácticas.
 
1. Aprende a detectarlo
Los fraudes están relacionados al uso de tu tarjeta por parte de terceros para obtener información sin tu autorización con el fin de que ellos resulten beneficiados. Para empezar debes revisar constantemente el estado de cuenta de tu tarjeta y si encuentras algo que no calza, acude a tu entidad bancaria. 
 
2. Aprende a evitarlo
Si realizar compras o transacciones online, asegúrate que las conexiones sean seguras y que las páginas en las que realizas estos procedimientos sea confiables. En cambio, si las operaciones que vas a realizar son físicas; es decir en el mismo lugar donde estás haciendo tu compra o transacción, no pierdas de vista tu tarjeta. no se la entregues a nadie y utiliza POS inalámbricos.
 
3. ¿Qué hago si fui víctima de fraude o estafa con mi tarjeta de crédito?
Primero comunícate con tu banco para informarles sobre la situación y para que, de ser necesario, se cancele tu tarjeta. Un aspecto a tener en cuenta es que la mayoría de entidades financieras ofrecen la posibilidad de adquirir un seguro que puede protegerte cuando ocurren este tipo de situaciones. El pago se realiza de manera mensual o hasta anual, y podrás resguardar tus finanzas. Lo ideal es que evalúes la posibilidad de acuerdo a tus ingresos.

Si estás pensando en solicitar una Tarjeta de Crédito, asegúrate de conocer todos los detalles que ésta tiene y conocer tu perfil financiero, para que de esa manera te asegures de elegir la mejor opción. Empieza por comparar las opciones que tienes a través del comparador de tarjetas de crédito de Comparabien.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.