Los 5 errores financieros que estás teniendo en tu oficina

Enviado el Mié, 08/06/2016 - 11:03
Pensar que las finanzas no tienen nada que ver con tu oficina es un error y podrías estar equivocándote más de lo que pensabas.
Los 5 errores financieros que estás teniendo en tu oficina

Las finanzas son parte de tu vida y hay que saber manejarlas en todos los ámbitos: En la casa, los estudios y también en el trabajo. Pero, ¿será que es posible equivocarse con el dinero en la oficina? Sí y mucho. Estos son los 5 errores más comunes cuando se trata de manejar el dinero en el lugar de trabajo:

1. Comprar almuerzo todos los días:
Hay mil y un excusas para sustentar esta práctica –falta de tiempo, no saber cocinar, la comida de la oficina es muy rica, etc.-, pero lo cierto es que solo está haciendo que tu cartera quede cada vez más vacía. Empieza a preparar tu propia comida un día antes o incluso cocina todo el fin de semana y congélalo. Verás el ahorro.

2. Irte de “after office” todas las semanas:
Divertirse no está mal, pero si semana a semana continúas gastando tu salario en estas salidas, será muy difícil que logres ahorrar un poco. Elige bien las fechas en las que saldrás y no te sientas obligado a decir que sí solo porque estás con compañeros de trabajo.

3. Pedir prestado a tus compañeros:
Bien dicen que los préstamos entre conocidos no hacen sino dificultar las cosas, y en el caso de la oficina, la situación es la misma. Evita pedir prestado o prestar dinero a tus compañeros de trabajo, ya que las cosas podrían ponerse un poco feas. Si lo hiciste, devuelve el dinero a la brevedad posible para evitar incomodidades.

4. No participar de las celebraciones:
El otro extremo a salir todas las semanas es estar tan comprometido con el ahorro que no participes de ninguno de los almuerzos corporativos o celebraciones internas. No tengas miedo de hacerlo pues te ayudará a fortalecer las conexiones laborales; eso sí, incluye en tu presupuesto una cantidad para afrontar esas ocasiones especiales.

5. Comprar con tu dinero las cosas de la oficina:
Necesitabas más papel o útiles nuevos y te dijeron “cómpralo y luego me pasas la factura”. No es muy usual pero estas situaciones no son las adecuadas, ya que luego podrías verte en un apuro por quedarte sin dinero y la devolución podría tardar en llegar. Es mejor no mezclar las cosas.

6. Pedir adelantos con frecuencia:
Si necesitas pedir adelantos cada cierto tiempo significa que no estás administrando bien tus finanzas. Esto no es recomendable no solo porque no te ayuda a vivir con lo que tienes, sino que te crea una mala imagen ante tus jefes. Organiza tu presupuesto y mantente fiel a él.
Además, recuerda que en caso de presentarse una emergencia, puedes optar por solicitar préstamos inmediatos, que tienen un tiempo de aprobación muy corto y utilizan otros criterios de selección, así que no importa que estés en el Buró de Crédito. Pero eso sí, antes de todo, compara las opciones.

No olvides, lo ideal no es gastar todas las semanas o no gastar nunca un centavo, sino encontrar un equilibrio.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.