¿Sabía que su coche viejo puede ser su peor enemigo al comprar un auto nuevo?

Enviado el Vie, 16/09/2016 - 12:23
Si está pensando en cambiar de coche, pero se siente muy apegado al viejo, podría estar a punto de cometer un error.
¿Sabía que su coche viejo puede ser su peor enemigo al comprar un auto nuevo?

Ya vio todos los modelos, eligió, cotizó y hasta estableció un presupuesto para comprar su nuevo coche. Ya sabe cuánto puede gastar y cuánto puede pagar por cada mes, y está listo para la adquisición. Sin embargo, al pensar en deshacerse de su auto viejo, le entra una nostalgia increíble y piensa “quizás deba dejarlo en el garaje”.

Antes de que tome alguna decisión, hay algo que debe tener en cuenta: Si está comprando un auto nuevo, ¿para qué necesita el viejo? Muchas personas guardan el coche viejo para “una emergencia”, o simplemente por nostalgia, pero lo cierto es que solo está perdiendo una valiosa oportunidad de reducir la deuda que está por adquirir.

¿Quién no se sentiría mejor si la deuda por la compra de un auto fuera más pequeña? Recuerde que entre menos tiempo demore pagando su crédito automotriz, menos intereses correrán y más posibilidades tiene de vender el auto y obtener mayores ganancias.

Entonces, ¿la opción es entregar su coche viejo como parte de pago del nuevo? En realidad no. Si bien esta es una opción, lo cierto es que podrían no darle la suma que verdaderamente merece. La recomendación sería que le pida a un mecánico que evalúe su auto y le diga cuánto podría pedir por él –incluso, si puede conseguir a dos que lo evalúen, sería mejor-. Luego de eso, póngalo a la venta. Aunque le duela, sabe que será para bien, pues puede utilizar ese dinero como parte del enganche o para adelantar las primeras cuotas del crédito automotriz.

Ya lo sabe, que ese auto que tantas alegrías le dio, finalice su vida haciéndole un favor, en lugar de convertirse en una carga.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.