4 cosas para recordar cuando has tocado el fondo financiero

Enviado el Vie, 06/05/2016 - 14:55
Si siente que ya no hay forma en que su situación financiera pueda empeorar y los ánimos están por el suelo, estas son algunas cosas que debe saber o recordar.
4 cosas para recordar cuando has tocado el fondo financiero

Se equivocó, se endeudó, pidió prestado y se volvió a equivocar, dando como resultado más deudas de las que puede contar. Las cosas en la casa se han dañado y no tiene dinero para repararlas, lleva algunos meses atrasada en la hipoteca y al auto se le acaba de malograr el embrague y no tiene con qué arreglarlo. En resumen, ha tocado el fondo financiero y no tiene ni idea de cómo salir.

Aunque no lo crea, esta situación es más común de lo que parece. Nadie nace sabiendo y a veces nos toma muchos años (y muchos errores) entender cómo funcionan las finanzas y aprender a alejarnos de las cosas que no nos convienen. Todos cometen errores y si se encuentra en esa situación, será bueno recordar estas cosas:

1. Hay y siempre habrá una salida:
Aunque piense que no hay forma de salir y hasta se esté acostumbrando a esa sensación de autocompasión, debe saber que el “fondo” no es un lugar permanente y nadie fue creado para quedarse allí, sino para salir con más fuerza.

2. Los cambios son necesarios:
Subir a la superficie nuevamente necesitará de algunos cambios en su vida financiera, desde pensar en qué gastos debe eliminar hasta qué cosas debe reemplazar (quizás algo viejo que le está originando más gastos). Lo claro es que primero necesita poner orden a sus gastos, establecer un presupuesto y por supuesto, sacudir toda la mala onda. Estos cambios incluyen -de manera obligatoria- cambiar la actitud de derrota por una positiva.

3. No está mal pensar en pedir prestado:
Debe reconocer que si las deudas son muchas y muy urgentes, antes que pagar una por una y continuar atrasándose, será más recomendable solicitar un préstamo que le permita pagarlas todas o al menos la mayoría, y comenzar desde cero. Por supuesto, va a pagar intereses pero la idea es que compare todas sus opciones y elija la tasa que más le convenga. Recuerde, siempre habrá consecuencias por habernos equivocado, pero al investigar y tomar acciones al respecto, podemos reducirlas lo más posible.

4. Hay un borrón y cuenta nueva:
Si cancela sus deudas y se queda con la del nuevo préstamo, es momento de empezar a pensar diferente, a no tropezarse dos veces con la misma piedra y por qué no, a ser un ejemplo de lo que significa caer al fondo financiero y levantarse. Prevenga que algo así le pueda volver a pasar. ¿Cómo? Controlando sus ingresos, investigando sobre finanzas, ahorrando y hasta obteniendo una fuente de ingresos nueva.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.