4 miedos típicos antes de pedir un préstamo personal y cómo superarlos

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 08/01/2019 - 09:09
Desde pedir más dinero del que puedes pagar hasta perder tu empleo, todos esos miedos tienen una solución y te ayudarán a dar el siguiente paso a tus finanzas.

Si estás pensando en solicitar tu primer préstamo personal, es probable que, sin importar tu edad, tengas diferentes miedos acerca de pedir dinero prestado al banco. Y es que todos hemos escuchado a quienes juran que los créditos y las tarjetas pertenecen a un mundo malvado y que es mejor mantenerse alejado de ellos.

Sin embargo, la verdad es que son herramientas muy útiles para sacarle el mayor provecho a nuestras finanzas y cumplir ciertas metas. Es por eso que, si tienes algunas dudas, aquí podrás encontrar la respuesta a cuatro de esos temores:

1. Perder tu empleo y no poder continuar con el pago
Muchos tienen miedo de quedarse sin trabajo y no tener cómo cumplir con las cuotas mensuales, lo que terminaría en atrasos y en dañar el historial crediticio. Sin embargo, debes saber que los préstamos incluyen diferentes seguros, entre ellos, el de desempleo. Este ya está incluido en la cuota mensual propuesta por el banco y si necesitas más detalles, puedes solicitarlos sin cuidado a tu asesor.

2. Atrasarte en las cuotas
Si el temor es que puedas olvidarte de pagar alguna de las cuotas, puedes optar por el débito automático, autorizando a la entidad financiera para que mes a mes realice el cobro desde tu cuenta, automáticamente. Por otro lado, si entras en problemas para poder cumplir con los pagos, la recomendación es que hables con el banco lo antes posible, para llegar a un acuerdo y evitar malos ratos.

3. Pedir un monto muy alto
¿Te preocupa emocionarte con el crédito y pedir más de lo que puedes pagar? No hay por qué. El banco realiza un estudio para evaluar cuál es la cantidad máxima que puedes solicitar de acuerdo a tu perfil y capacidad de endeudamiento. Así, te informarán si el monto que estás pidiendo está fuera de tu alcance.

4. Aceptar una tasa de interés muy elevada
La mejor forma de combatir esto es revisando varias opciones. Cada banco tiene tasas particulares, por lo que lo recomendable es comparar al menos tres alternativas y así ver cuál es la tasa promedio que deberían ofrecerte. De esta manera también puedes comparar sus beneficios y condiciones, y todo puedes hacerlo en Comparabien.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios