Sala de Prensa

Antes de contratar un seguro automotriz es importante contar con una asesor para comparar las coberturas y precios, entre otros detalles que ofrecen las diferentes aseguradoras, según un reciente informe.

Antes de contratar un seguro automotriz es importante contar con una asesor para comparar las coberturas y precios, entre otros detalles que ofrecen las diferentes aseguradoras, recomendó Comparabien.

Los millennials o también llamados Generación Y, son jóvenes nacidos entre los años 80 hasta los primeros años del 2000

Margarita Ramírez, de 63 años, es investigadora y guarda en una caja fuerte 1,000 dólares. Tiene la esperanza de que sus billetes superen o, por lo menos, alcancen los 20.75 pesos que le costaron cada uno –cuando los compró, en febrero del año pasado– para cambiarlos.

En un comunicado, expuso que para empezar 2018 con finanzas personales sanas, es necesario tener cuidado en los servicios que se adquieran, ya sea un crédito, una tarjeta, o al iniciar relaciones con una entidad financiera.

La obligación de un ajustador de seguros es brindar la asesoría necesaria en caso de que el usuario requiera utilizar su póliza, no obstante suelen recurrir a prácticas poco satisfactorias para el cliente, alertó el portal Comparabien.com.

Si bien existen personas que poseen una especie de don para manejar su dinero, para la mayoría se trata de una tarea difícil de realizar, porque a lo largo del tiempo han adquirido ciertos hábitos que son perjudiciales para sus finanzas, pero en muchos casos ni siquiera lo saben.

Uno de los errores que solemos cometer es utilizar la tarjeta de crédito o solicitar préstamos personales para comprar todo tipo de cosas. De esa manera, le damos un mal uso al crédito y pagamos intereses de manera innecesaria. Pero, ¿es posible identificar si algo es “digno” de ser comprado a crédito?

Tengas la edad que tengas, el ahorro es fundamental en un presupuesto. Sin embargo, mantener el hábito no es tan fácil como parece, sobre todo en los primeros años de vida laboral, cuando todavía no se alcanza “el puesto soñado” y el salario parece no ser suficiente.

Los microcréditos o préstamos inmediatos han sabido sacar del apuro a muchas personas, sobre todo en casos de emergencia. Pero algo que no se puede ignorar es que pueden representar un costo muy alto si no se toman en cuenta ciertos elementos.