3 clases de amigos financieramente incorrectos

Enviado el Lun, 28/03/2016 - 14:09

Porque hasta las amistades pueden influir en el manejo que hacemos de nuestras finanzas.
3 clases de amigos financieramente incorrectos

Bien lo dice el dicho, “dime con quién andas y te diré quién eres”. Y es que las personas con las que compartimos nuestro tiempo terminan teniendo un impacto considerable en los hábitos que adoptamos para nuestra vida, y aunque no lo crea, también en el área financiera.

Antes de que se lamente por la situación de sus finanzas, debe considerar cuáles son las influencias que está teniendo y cuando se trata de amigos, estas son algunas personalidades que deberían ponerlo alerta:

1. El despilfarrador:
Es el amigo que solo vive el hoy. No quiere pensar en el futuro y todo el dinero que tiene, lo termina gastando y no en cosas que rindan, sino en diversión, viajes, compras, etc. Lo más probable es que, aun sabiendo que está un poco ajustado, este amigo lo empuje a gastar de más cada vez que están juntos.

2. El prestado:
Este amigo ya le ha pedido dinero prestado varias veces y luego termina poniéndolo en aprietos porque no le paga cuando debe hacerlo. Usted no sabe cómo decirle que no y no quiere que la amistad se pierda, pero le incomoda un poco que le pida constantemente.

3. El de la teoría de conspiración:
Para este amigo todo lo que tiene que ver con los bancos es una estrategia secreta para dejarlo en la calle. No se atreve a guardar su dinero en alguna cuenta y tampoco quiere acceder a un crédito para comprar alguna cosa que sea necesaria. Incluso, lo ha desanimado varias veces cuando usted ha intentado adquirir un crédito.

Estas tres personalidades pueden ser dañinas para sus finanzas, y aunque la idea no es aconsejarle que dé por finalizada su amistad con estas personas, sí podría optar por aconsejarles para que puedan tener un mejor manejo de su economía.

No olvide que así como debe escoger correctamente sus amistades, debe poner el mismo cuidado al escoger una tarjeta de crédito, ya que si no podría terminar haciéndole daño a sus finanzas. Antes de hacerlo, no olvide comparar todas las tarjetas del mercado.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.