Blog de Consejos - Mi Futuro

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

Si bien hasta hace unos años el mundo de las inversiones y de todo lo que las rodea no había cobrado mucha importancia, hoy es diferente.

Para los jóvenes ahorrar puede resultar difícil al principio, pero una vez que el hábito se construye, empezará a fluir todo con naturaleza. Una vez que empiezas a crecer, tus papás o abuelos ya no son los responsables de darte dinero para cubrir tus gastos.

Para que tu dinero siga creciendo hay dos opciones básicas: la primera, ganar más; la segunda, descubrir cómo hacerlo crecer. Quizás generar más ingresos pueda sonar complicado, por lo que en esta nota nos enfocaremos en la segunda: ¡Hacer que tu dinero crezca y genere ganancias para ti! ¿Cómo se logra esto? ¡Aprendiendo a invertir!

Para quienes empiezan en su primer trabajo es común pensar que recibirán una quincena millonaria, que les alcanzará para cubrir todos sus gastos, ahorrar y encima, darse algunos gustitos. Pero lo cierto es que, al momento de ver el cheque de paga, la mayoría se pregunta dónde quedó el resto del dinero.

¿Has escuchado de las inversiones y te preguntas si son para ti? ¿Tienes algunos ahorritos y quieres ponerlos a crecer antes de que la tentación te venza y te gastes todo el dinero? Entonces, has llegado al lugar correcto.

Las inversiones siempre son positivas y generan ganancias, ¿verdad? Pues dependerá mucho de cómo se le mire. Invertir dinero es algo sumamente positivo para tus finanzas, pues te permite aprender y generar ganancias; sin embargo, necesitas algo de información antes de lanzarte a la piscina.

Poco a poco las personas van entendiendo la importancia del ahorro y cada quincena, separan un porcentaje de lo que reciben para sumar a su fondo. Hasta ahí, todo está bien. La situación se complica cuando vemos que muchas de esas personas siguen creyendo en los chanchitos y alcancías, es decir, guardan el dinero que ahorran en casa, ignorando todas las oportunidades que pierden.

Sobre las inversiones de dinero se ha escuchado de todo, pero no todo es cierto. La verdad es que, cuando cuentas con un dinero, dejarlo inmóvil o guardarlo bajo el colchón no es la mejor decisión, pues comienza a perder valor, y una forma de lograr que crezca es, justamente, a través de las inversiones.

Ahorrar nunca será una pérdida. El ahorro nos permite generar estabilidad, alcanzar metas y fortalecer nuestra vida financiera. Sin embargo, para hacerlo de manera adecuada es importante tener un plan.

Así como el ahorro es una parte importante de nuestra vida financiera, las inversiones también lo son. Si bien primero se cosecha el hábito de ahorrar y no gastar todo el dinero, luego viene la segunda parte: entender la importancia de hacer que ese dinero crezca. El dinero se devalúa a diario, pero cuando está trabajando para generar ganancias, esa pérdida de valor es menos notoria.