Blog de Consejos - Mi Dinero

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

Uno de los principales aspectos que preocupan a los usuarios al momento de tener una tarjeta de crédito tiene que ver con la tasa de interés. Muchos opinan que los intereses ‘los comen vivos’ y por eso prefieren no tener ningún plástico.

Para muchos la cuesta de enero aún no acaba, tal es así que el presupuesto sigue ajustado y todavía tienen mucho por devolver a la tarjeta de crédito. Lo que complica más la situación es que hay algunos gastos pendientes que no se han podido cubrir o llevar a cabo, lo que hace que se acumulen más y más cosas por solucionar.

Si bien los préstamos rápidos están al alcance de todos y ofrecen darte el dinero en un tiempo récord, no significa que sea recomendable ni financieramente saludable recurrir a ellos en cualquier ocasión. Muchas personas se aprovechan de los pequeños montos que pueden solicitarse y de su rapidez para utilizarlos hasta en las más ilógicas situaciones. ¿Las consecuencias?

Al hablar de tarjetas de crédito, siempre se menciona que una buena tasa de interés es clave al momento de elegir una; sin embargo, eso no es lo único que debe contar. Los plásticos brindan más de un beneficio particular y si escoges los adecuados para tu perfil, podrás darle un muy buen uso y generar un gran ahorro.

La principal razón por la que las tarjetas de crédito se convierten en el enemigo de las personas es por no saber manejarlas. Por más que sean un instrumento financiero maravilloso, si no las usas de manera correcta, pueden traerte más de un problema.

Al leer los testimonios de personas exitosas a nivel financiero solemos pensar que esa persona estudió mucho, llevó grandes cursos y tuvo que realizar una serie de cambios en su vida para lograr llegar a donde está.

Si estás pensando en solicitar tu primer préstamo personal, es probable que, sin importar tu edad, tengas diferentes miedos acerca de pedir dinero prestado al banco. Y es que todos hemos escuchado a quienes juran que los créditos y las tarjetas pertenecen a un mundo malvado y que es mejor mantenerse alejado de ellos.

Los préstamos inmediatos son bastante populares en México, principalmente por la facilidad con la que pueden ser adquiridos, ya que en muchos casos ni siquiera es necesario salir de casa.

Aunque no lo creas, la tarjeta de crédito no es útil solamente para acumular millas o comprar cosas sin tener todo el dinero al instante. Por el contrario, es un instrumento perfecto para generar un ahorro en el presupuesto mensual, todo está en cómo la utilices y en cuánto control tienes de ti mismo.

Si la cuesta de enero se te hizo muy difícil, descuida, no eres el único. Muchos mexicanos se encuentran algo gastados después de las fiestas y del inicio del nuevo año, y ven en los préstamos personales una ayuda para tener efectivo extra y cubrir los gastos más apremiantes mientras buscan recuperarse.