Blog de Consejos - Mi Dinero

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

Ahorrar reduciendo las compras que realizas es posible. Cait Flanders dejó de ir de shopping por un año y ahorró 13 mil dólares. ¡Tremendo! Pero real. Esta mujer se dio cuenta de que estaba usando demasiado su tarjeta de crédito y que su nivel de ahorros era prácticamente nulo, por lo que decidió hacer algo al respecto.

Hoy por hoy, terminar una carrera profesional se ha convertido solo en el primer paso, pero luego muchos se preguntan qué es lo que sigue, ya que en el mundo competitivo en el que nos encontramos, siempre hay oportunidades de seguir aprendiendo.

Poco a poco las personas van entendiendo la importancia del ahorro y cada quincena, separan un porcentaje de lo que reciben para sumar a su fondo. Hasta ahí, todo está bien. La situación se complica cuando vemos que muchas de esas personas siguen creyendo en los chanchitos y alcancías, es decir, guardan el dinero que ahorran en casa, ignorando todas las oportunidades que pierden.

¿Has escuchado sobre la llamada deuda enjambre? Es el término que algunos expertos financieros utilizan para hablar de las deudas en las que entran aquellas personas que utilizan más de tres tarjetas de crédito.

Los préstamos inmediatos han sabido salvar la vida de muchas personas que necesitaban con urgencia una cantidad de dinero prestada. Las emergencias pueden ocurrir en cualquier momento y a veces, no contamos con el dinero necesario para solucionarlas; es ahí donde este tipo de préstamos se convierten en una herramienta bastante útil.

Cuando pedimos un préstamo podemos hacerlo para solucionar algún evento puntual, tomar un viaje o algo que requiera de una pequeña inversión; pero también puede que solicitemos un monto mucho más elevado para realizar una compra importante, financiar algún estudio como una maestría, o invertir en algún negocio.

Las tarjetas de crédito pueden parecer un paraíso en la tierra para muchos, pero es fácil que se conviertan en una pesadilla si el dueño no se controla ni sabe cómo distribuir su presupuesto. Cuando las compras se acumulan y sobrepasan nuestra capacidad de pago es que caemos en mora y perjudicamos nuestro historial crediticio.

Hoy en día, pedir un préstamo es algo común para muchas personas. Los fines son incontables, puede ser para estudios, alguna compra no planeada, solucionar una emergencia, adquirir un nuevo electrónico, etc. Si bien esta opción está disponible en cualquier momento, cada persona evalúa sus necesidades y decide cuándo solicitar el préstamo que necesita.

Ahorrar nunca será una pérdida. El ahorro nos permite generar estabilidad, alcanzar metas y fortalecer nuestra vida financiera. Sin embargo, para hacerlo de manera adecuada es importante tener un plan.

A muchos les encanta sacar la cartera y mostrar una fila con tarjetas de todos los colores. Les da seguridad y los hace sentir importantes. Sin embargo, tener muchas tarjetas no siempre es sinónimo de que le esté yendo bien en la vida y puede traer más tristezas que alegrías a nuestra vida financiera.