3 formas en las que puedes sacarle provecho al deducible de tu seguro

Enviado el Mié, 28/10/2015 - 14:45
Si piensas que solo es algo negativo, debes leer esto.
3 formas en las que puedes sacarle provecho al deducible de tu seguro

El deducible es aquel porcentaje que la aseguradora no cubrirá en caso de un siniestro, y que por lo tanto, debe ser cubierto por el usuario. Es decir, si tu seguro indica que el deducible es de un 30% en caso de un choque, al producirse el accidente, la aseguradora solo pagará el 70% y te corresponderá a ti asumir el resto.

Algunos piensan que debido a eso, tener un seguro ya no hace gracia pues igual tendrán que pagar cierta cantidad, sin embargo, si comparamos los montos que pagarían sin tener seguro, pagar el deducible sigue siendo una mejor opción. Pero para que ya no sigan pensando que es algo negativo, te traemos tres formas de sacarle provecho.

1. Incrementándolo:
Al incrementar el porcentaje que pagarías como deducible, el precio de tu póliza tiende a reducirse, pues la aseguradora tendrá que pagar menos en caso de un siniestro. Puedes aumentarlo un poco para pagar cuotas más baratas pero siempre asegurándose de que en caso de un siniestro, serás capaz de pagar la cantidad correspondiente.

2. Conociendo la póliza:
Los porcentajes de deducible varían de acuerdo al tipo de daño que está cubriendo y mientras estés más informado, sabrás qué precauciones tomar frente al volante. Además, ten en cuenta que en casos de Responsabilidad Civil (los daños a personas), en ninguna compañía aplica un deducible.
Al momento de elegir el seguro de tu coche, debes prestar atención a los porcentajes de deducible que coloca la aseguradora, ya que eso determinará si te conviene o no. Para compararlas puedes utilizar el comparador de seguros de Comparabien.

3. Saber cuándo usarlo y cuándo no:
No ante todos los incidentes conviene usar el seguro. Si la cantidad a pagar es menor a la cantidad que deberás pagar como deducible, entonces es mejor no activar el seguro y cubrirlo por tu cuenta. Primero porque quedará registrado en tu historial y segundo porque al final la aseguradora no terminará indemnizando nada, pues el monto que pagarás por el deducible es igual o mayor al costo del siniestro.

Ahora que sabes cómo ser responsable con tu deducible, elige aquella aseguradora que te ofrezca los porcentajes justos en este aspecto.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.