¿Buscas tarjeta y tienes menos de 25 años? Estos consejos te salvarán la vida

Enviado el Dom, 08/04/2018 - 12:01
Cada vez son más los jóvenes que recurren a las tarjetas de crédito para buscar un aliado en sus finanzas, pero no siempre saben cómo utilizarlas de manera correcta.
¿Buscas tarjeta y tienes menos de 25 años? Estos consejos te salvarán la vida

Una de las primeras cosas que buscan los jóvenes cuando empiezan a trabajar y tener control de sus finanzas son las tarjetas de crédito. Cada vez son más quienes las solicitan para financiar la compra de algunos productos, algún viaje, etc.

Las entidades financieras se han dado cuenta de esto y es por eso que han creado tarjetas con diferentes beneficios y condiciones, de esta manera logran llegar a los diferentes consumidores: los ejecutivos, personas con ingresos medios y también, los jóvenes que recién ingresan al mercado y que están deseosos de empezar a usar un plástico.

Lo complicado es que a veces la inexperiencia puede jugarles una mala pasada, y empujarlos a cometer los errores más comunes con su primera tarjeta. Sin embargo, aprender a manejarla de manera adecuada no tiene por qué ser ningún desafío, basta con tener presentes algunos consejos básicos. Entonces, si estás a punto de solicitar tu primera tarjeta, toma nota de los siguientes tips:

1. Existe una adecuada para tu perfil
Cada vez son más los bancos que crean sus “tarjetas para jóvenes” o “mi primera tarjeta de crédito”, las cuales están pensadas justamente para quienes recién empiezan a utilizar esta herramienta. Lo ideal es que veas cuáles son las que están disponibles y a las que podrías acceder de acuerdo a tu perfil y nivel de ingresos. Para eso, puedes utilizar el comparador de Comparabien.com.mx., y obtener una idea de las diferentes alternativas.

2. Debes revisar los costos adicionales
Además de la tasa de interés, existen costos como seguros, anualidad, comisiones, envío de estado de cuenta, entre otros, que van sumando y que al final pueden convertir la tarjeta más barata en una de las menos convenientes.

3. La clave para no endeudarse es la capacidad de pago
Ten presente que la mejor forma de manejar la tarjeta es teniendo en cuenta en todo tiempo cuánto puedes pagar a fin de mes, y asegurarse de no exceder ese monto. Además, debes aprender a mirarla como una herramienta de financiamiento, y no como tu salvación ni mucho menos depender de ella.

4. Las compras a miles de cuotas no te convienen
Otro punto básico es entender que mientras más cuotas pidas, más intereses pagarás, y más cara saldrá la compra que estás realizando. Busca convertirte en un cliente totalero, que paga todo en una sola cuota, y solo utiliza la opción de diferir a más de una cuando se trate de compras grandes.

Johanna Bernuy |Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.