Claves para que un préstamo inmediato no le dañe las finanzas

Enviado el Vie, 13/01/2017 - 09:46
Si está pensando en solicitar un microcrédito, tenga en cuenta estos consejos y evite poner en peligro su vida financiera.
Claves para que un préstamo inmediato no le dañe las finanzas

Si inició el año con muchos gastos pendientes o una emergencia a cuestas y su relación con el Buró de Crédito no ha sido muy buena, aún tiene la opción de solicitar un préstamo inmediato. La ventaja de estos productos es que la evaluación es mucho más puntual y se rige por criterios no tan convencionales. Es decir, a pesar de tener una mala reputación financiera, podría obtener el préstamo.

Sin embargo, no todo es color de rosa. La desventaja que presentan estos productos es que sus tasas de interés son relativamente altas, esto es porque nadie más se atreve a prestar dinero a quienes estas financieras sí, por lo que deben cubrirse de los riesgos y eso se logra colocando una tasa más alta que la de los bancos.

Si tomando en cuenta los puntos anteriores, considera que un microcrédito o préstamo inmediato es su mejor alternativa, siga estos consejos para evitar que el proceso de transforme en un martirio:

1. Evalúe cuándo podrá pagar el préstamo:
Los préstamos inmediatos tienen un tiempo de devolución limitado, puede ser una semana, dos o hasta un mes. Debido a las tasas de interés es importantísimo estar muy seguro de la fecha en que podrá pagarlo.

2. No solicite más de lo que necesita:
Elija una necesidad y pida el préstamo para cubrirla. No busque abarcar todo a la vez porque quizás no pueda devolver el dinero a tiempo.

3. Compare las opciones y tome en cuenta el tiempo de desembolso:
Algunas microfinancieras cobran menos intereses si espera un día o dos por el desembolso. Compare las opciones y elija aquella que se ajuste a lo que necesita. Si es necesario esperar un día para ahorrar una buena cantidad de pesos, vale la pena.

Por último, no se acostumbre a solicitar créditos para cubrir sus gastos mensuales. Es cierto que en caso de una emergencia a veces es la única opción que tenemos, pero lo mejor es ir construyendo un fondo de emergencia mes a mes, a punta de ahorros.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.