Las quemadas

Enviado el Lun, 15/12/2014 - 16:40
¡Que la navidad no desordene tus finanzas!
Las quemadas

Bien nos podrían llamar “las quemadas” a todas las mujeres que, como yo, se nos quema el dinero en las manos. Y es que esta es época del año en la que contamos los días para recibir un dinerito extra que en México llamamos aguinaldo. A que ya hiciste planes para gastarlo. Es real, a las mujeres, nos urge ir a gastarlo. Ya pensamos en el regalo de navidad para el esposo, el novio, la parentela, los hijos y hasta para el policía de la cuadra.

Dice un estudio, realizado por GFK (Growth from knowledge), empresa dedicada al estudio de mercados, que en México el 40% de las personas se gasta su aguinaldo en regalos. ¿Y tú? ¿En qué lo has gastado otros años? ¿Ya tienes planes para gastarlo este año?

Pero antes de responderte estas preguntas pienso que hay que dar unos pasos para atrás y ver el cuadro completo.
Tengo una piedrita en el zapato que no me deja avanzar sin antes preguntarme… ¿realmente lo tengo que gastar?

Ya sé que es divertido, que se siente increíble, que las endorfinas están dando vueltas por el torrente sanguíneo cuando compramos, sobre todo si estamos pensando en regalar algo a los que queremos o a nosotras mismas. Pero ese subidón de alegría luego trae consigo una bajada que bien se puede equiparar a las crudas que acompañan las fiestas decembrinas.

Antes de flagelarnos por querer gastarlo todo y, por otro lado, ahorrarlo todo y tener a 12 personalidades dentro de la cabeza discutiendo qué hacer con ese dinero propongo que nos sentemos tranquilamente con una tacita de té o café, lo que prefieras, papel y pluma en mano y tomemos algunas decisiones sencillas.

Como dicen los analistas financieros más versados: diversifica.
Y lo voy a explicar con el dicho que usaban nuestras abuelitas: “No pongas todos los huevos en una sola canasta”. O sea, divide tu hoja en cuatro partes. Una vez hecho esto, en una de las partes pon el nombre de todas las personas a las que quieres hacer un regalo. Por el momento no importa si les quieres dar un regalo grande o pequeño, el mismo para todos o uno diferente a cada quien. En esta parte está el rubro: GASTAR.

En otro de los espacios escribe la cantidad de dinero que debas a una tanda, a la tarjeta, a la tía que te prestó, etc. Y acomódalas del préstamo que te sale más caro (por intereses u otras cosas) al más barato. Este rubro también es GASTAR pero para mejor su situación financiera.

En otro de los espacios escribe la cantidad de dinero que quieras y necesites guardar para los gastos corrientes de enero de 2015. La renta/hipoteca, luz, agua, gas, etc. no desaparecen porque todos hayamos estado de fiesta. Y si por alguna razón tu jefe sigue la fiesta y no le alcanza para pagarte pues tú puedes salir adelante. Además de que si para enero llegó tu sueldo normal, ese dinero lo puedes invertir.
Este rubro es de AHORRO preventivo.

En el último de los espacios escribe una cantidad de dinero que quieras invertir para tu bienestar y tu futuro. En México existen los cetes en los que puedes invertir desde $100. También puedes depositar en tu Afore, puedes invertir en un mejor refrigerador que consuma menos energía, en afinar tu auto para ahorrar gasolina, etc. No hay límite para la creatividad y el aprendizaje sobre el mejor uso del dinero.

Así que en estas fiestas no te excedas. Que no se te queme el dinero en las manos, no gastes todo, no ahorres todo, no inviertas todo. Goza la vida, disfruta de gastar, ahorrar e invertir adecuadamente. Piensa en construir tu futuro. Recuerda que: príncipe azul o no, nosotras necesitamos construir nuestro patrimonio.

¡Feliz navidad y muy muy próspero (en todos los sentidos) año nuevo!
-----------------
Sigue a Maria José en Twitter: @gastamosmujeres o visita su web lo que gastamos las mujeres

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.