Si los intereses suben, ¿por qué los mexicanos siguen comprando casa?

Enviado el Lun, 31/07/2017 - 10:38
Analizamos cuáles son las razones para que los mexicanos sigan apostando por los créditos de vivienda en tiempos en que todos los precios han subido.
Si los intereses suben, ¿por qué los mexicanos siguen comprando casa?

Al parecer, aunque llueve o truene, comprar una casa sigue siendo una de las metas favoritas de muchos mexicanos. Actualmente, el mundo crediticio está sufriendo bajas por todos lados. Muchos ya abandonaron el manejar su propio coche o de pedir prestado para tomar las vacaciones soñadas; sin embargo, el sueño que continúa vivo a pesar de todo, es el de convertirse en propietario y adquirir una vivienda propia.

Existen dos grandes razones por las que la compra de vivienda sigue entre las prioridades de los mexicanos y por ende, también el crédito hipotecario:

1. Se trata del cumplimiento de un sueño:
Para muchos es la oportunidad más grande de tener algo propio, de mostrar independencia, de cumplir ese sueño que todos parecen anhelar. Además, implica también la construcción de un patrimonio y posible herencia a los suyos.

2. El compromiso largo causa optimismo:
A pesar de que las condiciones no sean tan favorables y la tasa de interés haya aumentado, las personas siguen a favor de la adquisición de vivienda porque lo perciben como un compromiso a largo plazo, por lo que las condiciones actuales no los preocupan en extremo; por el contrario, el hecho de que hayan elegido un plazo largo, les permite tener cuotas cómodas y asumir el pago con optimismo.

Además, otro factor que contribuye a que el crédito de vivienda se mantenga vigente tiene que ver con la cantidad de información disponible y la facilidad con la que se pueden comparar las opciones para encontrar la más adecuada. Todo gracias a los comparadores financieros disponibles en la web, como el de Comparabien.com.mx.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.