Blog de Consejos

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro.

Los microcréditos o préstamos inmediatos tienen un atractivo innegable. La posibilidad de obtener dinero en minutos y sin tener que presentar una infinidad de papeles es, para muchos, la respuesta a sus problemas. Sin embargo, hay muchas supuestas empresas que se aprovechan de esa necesidad y terminan estafando a los solicitantes.

Los préstamos inmediatos o microcréditos son muy populares cuando se trata de obtener dinero de manera rápida. Ya sea que se trate de saldar una emergencia o de suplir algún gasto cuando no cuenta con efectivo, se trata de una respuesta fácil de obtener, pues accesible para gran parte de la población.

Al obtener una tarjeta de crédito el banco o entidad financiera que la emite te asigna una línea de crédito que es determinada por muchos factores, entre ellos, tus ingresos, historial financiero, etc.

En México, así como en Latinoamérica, la cultura del ahorro está por los suelos, y sucede lo mismo con las inversiones. La mayoría de personas no le presta atención a la importancia de ahorrar y mucho menos de empezar a invertir.

Si apenas has empezado a buscar una tarjeta de crédito, no te preocupes, no estás tarde. Aún son muchas personas las que, por diferentes motivos, no poseen una. Los plásticos son herramientas muy convenientes para la vida financiera, pero la clave está en darles un buen uso y generar historial crediticio.

Cuando se necesita dinero extra, vienen muchas ideas a la mente sobre cómo obtener ese financiamiento y una de las opciones tiene que ver con pedir prestado a familiares. Pero ya sea que se trate de recurrir a tus padres, hermanos, tíos o abuelos, no siempre es una idea recomendable.

Cuando decidimos pedir dinero prestado al banco, debemos entender que se trata de un negocio. Las entidades bancarias no quieren perder, así que deben asegurarse de que les devolverás el préstamo de manera puntual.

Si en el pasado no fuiste un buen pagador y te atrasaste en algunos pagos, lo más probable es que fueras reportado negativamente al Buró de Crédito. Esto daña tu reputación financiera, pues la próxima vez que pidas un crédito y realicen la evaluación de tu perfil, se reportará cierto riesgo.

Ya se sabe que los precios de las viviendas han cambiado en los últimos años, y esto se debe a diferentes elementos. Hoy por hoy, comprar un inmueble no es algo barato, pero continúa siendo una de las prioridades de las familias mexicanas.

Los préstamos rápidos o inmediatos han dado mucho de qué hablar en los últimos años, principalmente porque se volvieron muy populares entre los mexicanos, pero también porque para muchos, se trata de una trampa mortal.