El concreto financiero amplia tus opciones

Enviado el Lun, 24/11/2014 - 15:04
El concreto financiero puede ayudarlo a realizar sueños que antes creía inalcanzables.
El concreto financiero amplia tus opciones

Si está harto de su trabajo, ¿por qué sigue ahí? Si le gusta el ambiente de una peluquería, ¿por qué sigue en una oficina, atado a una computadora? Lo noté cuando tenía mi oficina como asesor financiero, y sigo viendo que muchos continúan con un trabajo que no les gusta porque no pueden soportar un poco de volatilidad financiera en sus vidas. La falta de orden genera una crisis que absorbe toda su capacidad mental y emocional y no le permite pensar en un giro profesional. Usted entra en el círculo vicioso de trabajar solo para pagar cuentas, como la rata en la rueda. Pocos logran salir de ese ciclo. Para las personas que profesan una religión, hasta las oraciones se vuelven repetitivas porque todas incluyen algo relacionado al dinero.

Si ya está cansado del trabajo anterior y esta nueva dirección le tiene emocionado, haga el cambio y, simplemente, ajuste su presupuesto. Si fuera necesario generar un dinerito extra por otro lado, para acelerar el salir de las deudas, ¡no lo piense y adelante! Cuando uno ya tiene un presupuesto es más fácil ajustarlo, aunque ir de reversa nunca es sencillo. Pero uno logra hacerlo cuando sabe que ese cambio vale la pena.

Tengo un amigo que, recientemente, dejó un sueldo cómodo, producto de trabajar en una empresa fuerte, por algo más que verdaderamente le gustaba. Lo primero que hizo fue empezar a trabajar en una empresa que ofrece el servicio que él tiene como su misión en la vida. La empresa nueva, a la que se unió, no tiene la estabilidad que tiene la anterior, pero ahora, mi amigo, tiene menos niveles de liderazgo encima de él, lo que le permite participar directamente en la toma de decisiones. Como no tenía deudas y tenía un fondo de emergencias, a pesar que no fue una decisión sencilla, fue una decisión que pudo tomarse por estar parado sobre orden, sobre concreto financiero. Ellos son una familia de dos ingresos y eso también ayudó, pero lo más importante es que ahora está haciendo algo que disfruta. Sin duda, tiene mucho más potencial porque todo mundo prefiere trabajar con alguien que trae una sonrisa estampada en el rostro.

Yo vendí mi negocio de asesoría financiera que nos trataba, a mi familia y a mí, increíblemente bien, para compartir estos principios en público. Esa decisión implicó una disminución de nuestros ingresos, pero no nos ha hecho falta porque sabemos cómo recortar el presupuesto. Nuestros familiares nos preguntaban si estábamos bien de la cabeza, llegamos al punto de decirles que no les estábamos pidiendo permiso y tampoco prestado, sino que les estábamos avisando. La decisión no se tomó a la ligera y ni fue un paso en el aire. Teníamos bien claro el cambio en nuestras vidas, pero, al mismo tiempo, estábamos bien contentos por ese nuevo giro. Pudimos tomar esa decisión porque no teníamos deudas y contábamos con un fondo de emergencias.

Estos cambios, que alguien podría ver como locuras, son posibles si uno está parado sobre una fundación sólida de concreto y varilla, bien amarrada. La estabilidad y el orden le dan opciones; opciones que ni le cruzarían por la mente cuando está batallando para pagar la luz. Muchos ven al orden como algo que los limita, que les va a impedir disfrutar la vida y creen que las tarjetas de crédito son para eso, para disfrutar la vida y el trabajo de uno, dándose unos caprichitos. La verdad es que la falta de orden lo hunde en ese ciclo horrible.

Continúe leyendo y aprendiendo, pero empiece los cambios hoy mismo. Estabilizase, párese sobre el concreto financiero para que vea cómo se desencadenan sus emociones y busque una carrera que le haga feliz o emprenda el negocio que siempre ha soñado.
---------
Sigue a Andrés en su website y en Twitter @elshowdeandres

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.