¿Cómo tomar buenas decisiones económicas?

Enviado el Dom, 22/08/2021 - 15:42
¿Cómo tomar buenas decisiones económicas?

Las decisiones son simplemente elecciones que tenemos que hacer sobre las cosas cotidianas en nuestra vida. Si dejamos que las cosas “pasen”, se resuelvan “solas” podemos tener problemas, más aún si hablamos de decisiones económicas.

¿Qué es la toma de decisiones económicas?

La toma de decisiones es el proceso mediante el cual se realiza una elección entre diferentes opciones o formas posibles para resolver diferentes situaciones en la vida en este caso el económico.

Las decisiones económicas nos permiten elegir el mejor camino para lograr la estabilidad personal. Si bien es cierto, el dinero no hace la felicidad es necesaria para llevar una vida tranquila y sin apuros económicos.

Las malas decisiones financieras pueden causar grandes problemas en el futuro. Por eso, es importante tener varias alternativas para tratar de escoger la mejor decisión y lograr la estabilidad.

¿Cuáles son las decisiones económicas?

Así como en el ámbito empresarial existen decisiones financieras,  en la vida diaria nuestras decisiones que atañan nuestras finanzas se dividen en:

Decisiones de inversión 

Tienes la posibilidad de utilizar tus activos y generar ganancias. Existen productos financieros como la inversión a plazo, CETES y pagarés que te pueden ayudar a aumentar tu inversión.

Decisiones de crédito

Es decidir solicitar un préstamo ya sea para adquirir una casa (crédito hipotecario), el coche nuevo ( crédito vehicular) o tal vez realizar el viaje esperado (crédito personal). 

Decisiones de gasto

Cumplir con tus obligaciones financieros como pago de tus servicios básicos, el préstamo bancario y además la compra de bienes o servicios.  Aquí debes tener claro que el endeudamiento es una decisión importante ya que si no eres responsable podrías terminar en serios problemas.

¿Qué significa tomar decisiones económicas responsables? 

Tomar decisiones económicas responsables se refiere a no inclinamos por la satisfacción inmediata sin pensar en nuestro bienestar general. 

Vamos a estar a la moda y cuando nos hagamos mayores no tendremos pensión o ahorro o tal vez tengamos que depender de alguien económicamente. Haz un pequeño inventario de tus decisiones económicas, a veces pequeños cambios aportan un gran bienestar a futuro. 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.