Tarjeta de crédito: Lo que debes saber para utilizarla bien esta navidad

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 19/12/2019 - 11:35
¿Vas a financiar tus compras navideñas con tu tarjeta? Antes de cometer suicidio financiero, estos son algunos puntos que te sacarán de apuros.

Estamos a pocos días de la tan esperada fiesta navideña y es común que los centros comerciales y todas las tiendas empiecen a colapsar por la cantidad de gente que los visita. Las personas que aún no pudieron comprar su lista navideña salen a las calles dispuestas a encontrar el regalo perfecto, y aunque no tengan ahorros disponibles, tienen un as bajo la manga: el tan amado plástico.

Las tarjetas de crédito se convierten en los mejores aliados de quienes se quedaron cortos de efectivo o no realizaron los cálculos necesarios para sobrevivir a la Nochebuena con los regalos y la cena. Y por qué no, también de quienes empiezan a buscar las opciones para fin de año.

Pero no todo es positivo. Las decisiones que tomes en estos días de compras pueden afectar seriamente tu presupuesto 2020, haciendo que la famosa cuesta de enero esté más alta que nunca. Lo mejor es que seas precavido y consciente al momento de sacar tus tarjetas y no tener la cabeza en las nubes al momento de comprar.

Tranquilo, sabemos que comprar conscientemente puede ser difícil, por lo que traemos algunos tips que puedes aplicar para darle un buen uso a tu tarjeta de crédito esta navidad.

1. No utilices todas tus tarjetas:
En primer lugar, si tienes tres o cuatro tarjetas, esta no es razón para que las utilices todas. Al ver las distintas líneas de crédito será más fácil que gastes más y la deuda se haga mayor. Lo mejor para controlar los gastos de la temporada es que utilices solo una tarjeta. Además, esto te permitirá evitar confusiones con las fechas de pago o similares, y ahorrar en costos de comisiones y seguros.

2. No retires efectivo:
La regla de oro no deja de aplicarse esta navidad. Utiliza tus tarjetas para compras, pero no retires efectivo de ellas. Aunque no lo creas, retirar dinero de tu plástico sale más caro de lo que parece. Y es que muchas entidades financieras te cobran comisiones adicionales por la disposición de efectivo. Además, la tasa de interés que se aplica suele ser distinta a la de las compras, convirtiendo esta alternativa en una no conveniente.

3. Tus compras tienen que darte algún beneficio:
Tus tarjetas sí o sí deben darte algo por las compras que realices. Ya sea acumular puntos, millas o descuentos en algunos establecimientos, el punto es que utilizarlas valga más la pena para ti, que para el banco. Averigua cuáles son los lugares donde tienes descuentos para ver si te convienen.

Adicionalmente, muchas tarjetas sacan campañas navideñas donde te otorgan el doble de puntos o millas por comprar en ciertos establecimientos. Con esa información, también podrás sacar provecho a la situación.

4. Busca oportunidades de ahorro con tus tarjetas
Que no todo sea gastar. Tu tarjeta de crédito también puede ayudarte a ahorrar en estas fiestas. Por ejemplo, si tienes un plástico que te permite acumular millas o puntos, revisa el estado de tu cuenta, quizás podrías tener los suficientes para cambiarlos por alguno de los regalos que tenías planeado comprar.

Algunas tarjetas incluso te permiten cambiar puntos por vales de descuento en tiendas por departamento, supermercados, etc. Averigua qué promociones o condiciones se aplican a tu tarjeta y podrías ahorrar algunos pesos.

Algo recomendable al comprar por navidad es planificar con anticipación. Mientras antes inicies las compras, menos tendrás que preocuparte por los precios elevados, las filas y la pérdida de tiempo. Quizás este año no puedas aplicarlo, pero guarda este consejo para las compras de la próxima navidad.

5. No gastes más del 50% de tu línea de crédito
Cuidado con emocionarse y terminar gastando de más. No solo es necesario saber cuánto puedes gastar, sino que debes mantener en mente que utilizar más del 50% de tu tarjeta es una señal de alerta para los bancos, ya que muestra que eres un poco dependiente de tu plástico.

Por otro lado, mantén en mente que esta temporada es algo más que solo regalos y una gran cena. Se trata de un tiempo familiar, por lo que conseguir el obsequio más caro y de mejor marca, deja de ser una prioridad. Que lo más importante sea la compañía de los tuyos en estos días tan especiales.

Ten claros los límites para que inicies el año recargado y no ahogado en deudas. Toma en cuenta estos tips y utiliza tus plásticos responsablemente. Sin duda, no te arrepentirás.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios