Blog de Consejos

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro.

La compra de vivienda es, todavía, un sueño para muchos mexicanos. Vivir en un lugar propio forma parte de las metas y del plan de vida de muchos, por lo que ahorran y buscan los mejores tratos para poder hacerlo sin endeudarse demasiado.

Como ya se ha mencionado muchas veces, el truco con las tarjetas de crédito tiene que ver con saber cómo darles un uso adecuado y para eso, es necesario entender que no se trata de dinero adicional. Tener una tarjeta no representa un aumento de sueldo o algo parecido, lo único que te da es la posibilidad de adquirir bienes y servicios y pagar por ellos algunos días después.

Los préstamos personales son una solución muy común para diferentes necesidades que se presentan en el día a día. Ya sea que se trate de realizar refacciones en la casa, arreglar algún electrodoméstico, financiar algún curso o incluso, tomar vacaciones, los préstamos son una alternativa fácil de obtener cuando los ahorros no son suficientes.

Aunque muchos puedan haberles declarado la guerra a las tarjetas de crédito, nadie puede negar que se trata de una herramienta que te facilita las cosas, siempre y cuando le des el uso correcto y conozcas los límites. La clave para tener una buena relación con tu plástico es manejar hábitos financieros saludables. Si sigues esa regla, las ventajas de tenerla son muchísimas.

Los préstamos rápidos o inmediatos son también conocidos como los ‘préstamos sin buró’ y esta es la principal característica por la que atraen a cada vez más mexicanos. La frase “sin buró” significa que la aprobación del préstamo no se verá influida por los reportes del Buró de Crédito, entidad que se verificar y reportar el comportamiento crediticio de las personas.

Una de las primeras cosas que debes saber antes de pedir dinero prestado para alcanzar algún objetivo es que la tasa de interés no es lo único que vas a pagar. Al momento de elegir a qué entidad pedir un crédito, muchas personas cometen el error de tomar como única referencia la tasa de interés, y al final, terminan perdiendo.

Cuando la vida da vueltas y aparece una emergencia, es necesario estar preparado para cubrirla. En este sentido, los fondos de ahorro son ideales, pues te permiten solucionar esa situación sin tener que afectar tu presupuesto.

En el mundo de los créditos es necesario tener los ojos bien abiertos para evitar causar un daño que costará mucho reparar. El manejo del dinero puede ser complicado, sobre todo cuando nos encontramos en la necesidad de pedir dinero prestado, pero si contamos con la información necesaria, podremos tomar buenas decisiones.

El término ‘sobregiro’ se refiere al uso excesivo de la línea de crédito, al punto en que ya te quedaste sin saldo en ella, pero igual intentas usarla. Para muchos expertos, no es recomendable utilizar más del 30% o 50% de tu plástico, pues esto te da una mala imagen ante los bancos.

Al buscar obtener un préstamo para cumplir algún objetivo o atender algún inconveniente, el tiempo puede ser un aliado o un enemigo. Con el pasar de los años, los bancos han optimizado sus tiempos de espera para poder revisar el historial de los solicitantes y atenderlos en el menor tiempo posible, pero aún ese plazo representa un inconveniente para algunos.